jueves, 9 de noviembre de 2017

Los misterios de Papa Nöel o Santa Claus

La imagen de abajo tiene una relación importante con Papa Nöel. Fiestas con sexo, erotismo, regalos, juegos, descanso y despreocupación en la antigua Roma son el inicio de una festividad que hoy conocemos con Navidad y con Santa Claus.


Papa Nöel o Santa Claus, no siempre fue el hombre gordito y bonachón que todos conocemos. ¿Qué hay detrás de este icono de la Navidad? En sus orígenes no tuvo una vida fácil, y se cuentan nobles historias sobre él. A lo largo de la historia los poderes se han aprovechado de él: la Iglesia católica para aumentar su poder y la multinacional Coca - Cola para aumentar sus riquezas.
Santa Claus es el nombre de un personaje que hace referencia a un clérigo que se llamaba Nicolás que vivió unos 300 años después de la muerta de Jesucristo en Patara (lo que hoy es Turquía). Pero la raíz de la celebración es mucho anterior. Debemos remontarnos a los orígenes de la humanidad, de las primeras sociedades agrícolas que vivían según las exigencias de la agricultura, de las tareas del campo.
Sobre los días 17 a 25 de Diciembre, se celebraba en Grecia y en Roma, la festividad de Saturnalia. Esta festividad estaba relacionada con el fin de una de las tareas necesarias en la agricultura: la terminación de la siembra del grano. Después del trabajo duro de la siembra, y con la esperanza de que la próxima cosecha fuera abundante, los romanos celebraban la fiesta compartiendo regalos, haciendo comilonas exageradas y, en algunos casos como el romano, el sacrificio a los dioses como Saturno. Pero estas fechas no solo se celebraban en los países del mediterráneo o el Hegeo. Se celebraba, de diferentes formas en otras partes del planeta... como por ejemplo en los países del norte de Europa que celebraban la festividad de Yule.

Según los pocos escritos que se conocen, Don Nicolás venía de una familia pudiente y religiosa. Quedó huérfano a causa de la peste, y se trasladó a casa de su tío, el gran Obispo de Myra. El señor Nicolás gozaba de una gran riqueza, y se cuenta que regalaba sobre las fechas del 23 de Diciembre regalos a los niños. Más tarde, cuando su tío murió, Nicolás lo relevó haciéndose el Obispo de la ciudad de Myra (También en Turquía).
Son muchos los mitos que se cuentan sobre este hombre. Una de ellas, curiosa y a la vez denota cierto aspecto racista de la época es que se representa a San Nicolás con un esclavo africano que le acompaña a todas partes.
Otra historia curiosa que se cuenta es que ofreció una bolsa de monedas de oro a unos bandidos para que dejaran a unas mujeres. Otra historia curiosa que se cuenta de San Nicolás y cuando este ya era más adulto es que bebía leche de los pechos de su madre los Miércoles y los Viernes... Probablemente, la historia más curiosa es la que quizá originó la leyenda, y es que se cuenta que San Nicolás lanzaba monedas de oro por la chimenea. Y por último, el mito que se cuenta dice que el carnicero del pueblo mató 3 niños y vendió sus carnes como carne de cerdo, cuando se presentó Nicolás, resucitó a los 3 niños.

Muchas de las historias que se contaban de San Nicolás con nada más que eso, cuentos sin ningún fundamento y sin documentos fiables... pero sí con un propósito, el de ensalzarlo.
El poder de la Iglesia fue creciendo, y el Imperio romano se desquebrajaba, y con él todas las antiguas creencias paganas, entre ellas la ya mencionada antes: la de Saturnalia.
Son muchos los historiadores que afirman que la Iglesia tuvo cierto interés en convertir una fiesta pagana en una fiesta católica. Se aprovechó de la fama del personaje de Nicolás para apartar las fiestas dedicadas a otros dioses. Por supuesto, esto no se hacía de forma altruista, con ello conseguía aumentar su influencia sobre los grupos de poder y entrar a formar parte del subconsciente colectivo. Y lo único que necesitaban era fabricar un santo. Y qué mejor santo que San Nicolás, un hombre que gozaba, según los escritos, de cierta fama de generoso y altruista. La jugada fue perfecta y se ha repetido cientos de veces en cientos de países a lo largo de cientos de años.

La fama de San Nicolás fue distribuyéndose a lo largo del mundo, en el siglo XVII ya era toda una "tradición" en Estados Unidos, y en otros países de Europa Santa Claus era ya nuestro héroe navideño.
El nombre de Santa Nöel viene del francés. En Francia, se le llama el hombre de la Navidad y Navidad en Francia se dice Nöel.
El nombre de Salta Claus, viene del Holandés. El escritor Washington Irvis introdujo el nombre de San Nicolás, Sinterklaas o Sinte Klaas (en holandés), hasta acabar siendo pronunciado como Santa Claus por la población anglosajona.

En un principio, las primeras representaciones pictográficas de San Nicolás eran así:


Como podéis ver, no se trata de un anciano gordo, con una sonrisa y cara de bonachón que no para de reírse y decir: ¡Jo jo jo, Feliz Navidad!
El aspecto de Santa Claus fue cambiando, pasó por llevar un traje verde, e incluso negro o amarillo, hasta que al final, el ilustrador de la marca Coca - Cola, decidió dibujarlo con los colores de la marca comercial. El nombre de este ilustrador fue: Haddom Sundblon. Y es a este a quien le debemos la imagen que ahora conoceremos del famoso Santa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario