viernes, 23 de junio de 2017

Una historia de humanoides en Sevilla

A veces, cerca de nuestro entorno, suceden acontecimientos que hacen a las personas replantearse determinadas circunstancias que afectan a su propia existencia. En el terreno o mundo de los fenómenos paranormales o ufológicos se suele dar últimamente con poca frecuencia, parece que nuestra sociedad cada vez más deshumanizada no tiene demasiado tiempo para pararse a pensar...
Los encuentros cercanos con humanoides suelen copar el interés de los investigadores ufológicos por el interés que este fenómeno tiene para los mismos, pero el interés se incrementa cuando entre el testigo mantiene una conversación con el "ser", en este caso el encuentro pasa a ser de máxima prioridad y actualidad y ante ese caso nos encontramos a continuación.

El final del año 2001 y principio del 2002 fue especialmente activo en la provincia de Sevilla en materia de OVNIs. Gran actividad en zonas tan variadas como la Cornisa del Aljarafe, Sierra Norte, entorno de la siempre problemática base aérea de Morón, Sevilla capital y Vega del Guadalquivir tal y como recogió la revista "Año Cero" en su número de Marzo.
El día 26 de Marzo de 2002 sucedió algo que cambió la vida de una persona que sufrió uno de estos encuentros cercanos conversacionales.
Era Martes Santo, un día de gran importancia cofrade en la ciudad de Sevilla y nuestro testigo - un comercial de 34 años de productos médicos volvía a Sevilla vía Sierra Norte, testigo de probada solvencia, cultura y reputación que por razones personales y laborales quiere evitar ser identificado -
volvía rápidamente hacia Sevilla, ese día, sobre las 15:30 h, tendría lugar en la carretera comarcal 421 (C-421) un suceso ufológico que dificilmente olvidará nuestro testigo... pero dejemos que sea él mismo quién nos lo relate:

"VOLVÍA APRESURADAMENTE HACIA SEVILLA POR LA CARRETERA DE CAZALLA, QUERÍA LLEGAR PRONTO A CASA SOBRE LAS 17:00 H PARA SOBRE LAS 17:40 SALIR A IR A VER LAS COFRADÍAS. VENÍA PEGÁNDOLE AL COCHE, AL DOBLAR PARA BAJAR DE LA SIERRA A SEVILLA VI A LO LEJOS EN LA CARRETERA ALGO SOBRE ELLA... FUI REDUCIENDO Y A UNOS 30 METROS COMPROBÉ COMO LO QUE HABÍA ALLÍ POSADO ERA UNA ESPECIE DE "PERA" PLATEADA - BLANCUZCA BRILLANTE Y DOS TIPOS MUY ALTOS...
UNO DE ELLOS SE FUE PARA DENTRO DE LA COSA AQUELLA Y EL OTRO SE QUEDÓ FUERA. DUDÉ ENTRE DAR LA VUELTA, YA QUE ME INSPIRABAN DESCONFIANZA, O SEGUIR Y DECIDÍ DE SEGUIR Y VER SI AQUELLAS "PERSONAS" NECESITABAN ALGO. AL APROXIMARSE COMPROBÉ COMO VESTÍAN DE FORMA RARA, UNA ESPECIE DE TRAJES DE LYCRA AJUSTADOS, MUY BLANCOS Y LUMINOSOS.  SIN SABER POR QUÉ ESTACIONÉ EL COCHE A UN LADO CON LAS LUCES DE EMERGENCIA Y ME BAJÉ DE ÉL... ME DIRIGÍ A UNO DE ELLOS EN ESTOS TÉRMINOS: "OIGA, ¿¡TIENEN PROBLEMAS!?, EL SER SE VOLVIÓ Y TRANQUILAMENTE Y DE FORMA MUY PAUSADA ME DIJO EN UN DEFECTUOSO CASTELLANO: "NO TENEMOS PROBLEMAS, ¿ES QUE TENEMOS PROBLEMAS?", PENSÉ QUE ENCIMA DE TODO ERA UN "CHULÁNGANO" Y ESTUVE POR VOLVER AL COCHE PERO EL "SER" ME DIJO:
"LE AGRADECEMOS SU PARADA PERO NO TENEMOS PROBLEMAS... ¡QUÉ BELLO LUGAR! TIENEN VOSOTROS ALGO DE LO QUE NO SABEN DISFRUTAR" Le dijo lacónica y sorprendentemente.
EL SER PROSIGUIÓ TRAS ELLO: "EN NUESTRA EXISTENCIA NO GOZAMOS DE ESTA MAGNIFICIENCIA... HACE MUCHO TIEMPO QUE SE DEJÓ...".
ESTABA CON DOS PALMOS DE NARICES YA QUE ME ESTABA DANDO CUENTA QUE AQUELLOS SERES NO ERAN DE AQUÍ... PERO DE AQUÍ DE NUESTRO PLANETA... MUY ASOMBRADO SOLO LE PUDE DECIR: "¿DE DÓNDE SON USTEDES?" Y EL SER ME DIJO: "¿DE VERDAD QUIERES SABERLO?", LE DIJE QUE SÍ, SIN SALIR DE MI ASOMBRO Y EL SER ME REPLICÓ:
"NO SOMOS DE ESTA DIMENSIÓN, PERTENECEMOS A OTRO MUNDO CERCANO A ESTE... PERO CREO QUE ESE CONCEPTO AÚN NO LO HABÉIS ASIMILADO BIEN", LE DIJE: "¿CÓMO SE LLAMA VUESTRA CASA, VUESTRO MUNDO?" Y EL SER ME DIRIGIÓ UNA ÚLTIMA FRASE: "PARECE QUE HAS ENTENDIDO... NO IMPORTAN LOS NOMBRES, SÓLO LOS ACONTECIMIENTOS... CUIDAD ESTE ENTORNO... NO OS AGUARDA NADA BUENO" Y SE DIRIGIÓ A LA "PERA", EL "CACHARRO" EMITIÓ UNOS ZUMBIDOS Y SE MARCHÓ EN UNA LEVE ASCENSIÓN.
LA CARRETERA ESTA SOLA - POR NO DECIR SOLÍSIMA - EN ESTA CONVERSACIÓN ME PEGUÉ UNOS 3 O 4 MINUTOS COMO MUCHO, ENTRE PAUSAS Y ASOMBROS... SALÍ PARA SEVILLA REFLEXIONANDO SOBRE LO QUE HABÍA VISTO Y TRATANDO DE BUSCAR ALGUNA EXPLICACIÓN - SI ME HABÍA DORMIDO O ALGO - PERO LAS EXPLICACIONES NO VALÍAN... DORMIRSE EN ESA CARRETERA IMPLICA MATARSE.
LLEGUÉ A SEVILLA, ME DUCHÉ Y SALÍ CON MI MUJER Y MI HIJA A VER COFRADÍAS... UNA AMIGO COMÚN ME HABLÓ DE VOSOTROS Y OS LLAMÉ. VIENDO LA SEMANA SANTA NO DEJABA DE PENSAR EN LO SUCEDIDO Y EN VALORAR PEQUEÑOS DETALLES QUE ANTES SE ME PASABA POR ALTO - LA SONRISA DE MI HIJA, LA BELLEZA DE LOS PASOS SEVILLANOS, EL BUEN CLIMA QUE TENEMOS, LA AMISTAD DE MIS AMIGOS... - COSAS QUE SE PASAN POR ALTO PERO QUE SON IMPORTANTES Y QUE NO VALORAMOS NO SÉ POR QUÉ..."

El testigo lo define como seres de aspecto normal, corpulentos, altos (2 metros aprox), embutidos en un traje de lycra inmaculado y con un gorrito que le cubría el cabello, ojos claros sin precisar color, aspecto saludable... Destacar la circunstancia de que a pocos kilómetros del lugar de este incidente se dio un encuentro con 3 humanoides por parte de un testigo el cual se refleja en "Vuelven los OVNIs de "Año Cero".
Días posteriores, en su casa del Aljarafe Sevillano, sobre las 3:30 h del Sábado Santo, día 30 de Marzo, escuchó unos ruidos extraños en el porche de entrada donde suele aparcar su vehículo.

"OÍA A ALGUIEN ABAJO PISANDO LAS HOJAS SECAS QUE NO HABÍA TENIDO TIEMPO DE RETIRAR.
BAJÉ CON UNA MAZA POR SI ERAN LADRONES... CUANDO SALÍ AL PORCHE ME QUEDÉ HELADO... ALLÍ ESTABAN LOS DOS SERES JUNTO A MI COCHE, ESTABAN AGACHADOS VIENDO EL CÉSPED O AL MENOS ESO PARECÍA. UNO DE ELLOS, CREO QUE CON EL QUE ESTUVE HABLANDO EN LA CARRETERA - ERAN PRÁCTICAMENTE IDÉNTICOS - ME DIJO: "PAZ, NO TE VAMOS A HACER NINGÚN DAÑO, CALMA TU TEMOR Y VUELVE JUNTO A LOS TUYOS, NOS MARCHAMOS YA". ME INSPIRÓ TANTA PAZ Y SOSIEGO QUE ME CREÍ EN DEUDA CON ELLOS Y LE DIJE: "¿PUEDO OFRECEROS ALGO?, CONTESTÁNDOME: "NO, MARCHAMOS YA, PAZ Y LARGA VIDA" Y SE ALEJÓ TRAS LA CASA DONDE ESTABA LA "PERA PERO APENAS ILUMINADA" VOLVÍ A LA CAMA DONDE NO PUDE PEGAR OJO Y NO ME ATREVÍA A DECIRLE NADA A MI MUJER PARA NO INTRANQUILIZARLA, ELLA DORMÍA PLÁCIDAMENTE JUNTO A MI HIJA.
A LA MAÑANA SIGUIENTE ESTUVE VIENDO EL TERRENO DONDE HABÍAN ESTADO ESOS SERES PERO NO HABÍA NADA, NI UNA REMOTA SEÑAL PERO DE SU EXISTENCIA Y PRESENCIA DOY FE. MI SORPRESA FUE MAYÚSCULA CUANDO MI MUJER ME DIJO QUE QUERÍAN LOS SEÑORES DE ANOCHE... AL SENTIRME LEVANTARME SE DESPERTÓ Y AL OÍRME SE ASOMÓ A LA VENTANA QUE DA AL PORCHE DONDE ME VIO CON LOS SERES... ME QUEDÉ HELADO Y AL MENOS SE QUE ALGUIEN MÁS LO VIO... PARA MI HA SIDO UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE... MI MUJER SIGUIÓ DURMIENDO PERO YO NO PUDE PEGAR OJO, JAMÁS LO OLVIDARÉ... AQUELLO FUE INCREÍBLE... INCREÍBLE".

Psicológicamente el testigo es fiable 100%, su historia pese a numerosas entrevistas cada vez más envueltas en la cautela nunca han mostrado el más mínimo desajuste y la concordancia en la historia es plena.
El testigo tiene un nivel social alto, status de vida alto y nivel cultural y económico alto. No quiere publicidad y es tremendamente serio en sus reflexiones y meditaciones sobre este tema. Jamás le habían interesado el mundo de los fenómenos paranormales que siempre había creído como algo fraudulento... después de su experiencia son muchas las preguntas que se hace y muy pocas las que encuentra.
Tal vez algún día encuentre o le respondan a alguna de ellas, entre tanto puede pasar a la historia de la Ufología Mundial por ser uno de los pocos seres humanos que han mantenido y repetido conversación con dos seres que no son de este mundo.


martes, 20 de junio de 2017

La momia misteriosa que fue víctima de un homicidio ritual

La momia de una joven hallada en la frontera de Chile y Perú indica que ésta habría sido víctima de un homicidio ritual hace 5 siglos, según un estudio de científicos alemanes.
La joven, que padecía además el mal de Chagas, muestra señales de un fuerte trauma en el cráneo.
Los restos momificados, encontrados en la costa del Pacífico, permanecieron durante casi un siglo son se identificados en la Colección Arqueológica del estado de Baviera.
La momia habría sido llevada a territorio alemán por una princesa bávara que realizó una expedición a Sudamérica a finales del siglo XIX.
Para resolver el misterio los investigadores utilizaron una imagen computarizada completa del cuerpo, técnicas de análisis de ADN, análisis de isótopos y reconstrucciones forenses en 3D.

"LAS TÉCNICAS ACTUALES OFRECEN UN TESORO DE INFORMACIÓN QUE NOS PERMITE RECONSTRUIR MUCHOS ASPECTOS SOBRE VIDAS PASADAS, INCLUYENDO LAS ENFERMEDADES Y LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA MUERTE", dijo a la BBC Andreas Nerlich, investigador de la Universidad de Munich y coautor del estudio, publicado en la revista científica online PLoS.

INDICIOS INCAS

El método de datación por radiocarbono reveló que la joven tenía entre 20 y 25 años y vivió entre 1450 y 1640.
Los científicos no saben exactamente dónde vivía, pero tienen algunas pistas. Los análisis de isótopos de nitrógeno y carbono en el cabello muestran una dieta que incluía probablemente maíz y pescado, lo que corresponde a la vida en regiones costeras.
Las fibras del tejido de la diadema que cubre el cráneo proceden de llama o alpaca. El cráneo de la momia está deformado por bandas atadas que son típicas de la cultura Inca y la tomografía computarizada muestra una ·destrucción casi completa de los huesos del rostro y la frente", según el estudio.
"El tipo de destrucción indica golpe masivo sobre el centro del rostro". afirma el estudio.

"ESTO SUSTENTA LA HIPÓTESIS DE UN HOMICIDIO DEL TIPO ANTERIORMENTE EN MOMIAS SUDAMERICANAS DE INDIVIDUOS QUE SUFRÍAN LA ENFERMEDAD CRÓNICA DE CHAGAS".

Emma Brown, del departamento de arqueología de la Universidad de Bradford en el Reino Unido, que no participó en el estudio, opina que debido a la falta de datos contextuales es muy difícil saber definitivamente si la causa de la muerte fue un sacrificio ritual.

"ESTA JOVEN TIENE UNA EDAD MAYOR QUE LA DE LAS VÍCTIMAS USUALES DE SACRIFICIOS, QUE TENÍAN TÍPICAMENTE ENTRE 13 Y 14 AÑOS", dijo Brown a la BBC.

"ES IMPORTANTE TENER EN CUENTA EL CONTEXTO HISTÓRICO EN QUE VIVIÓ LA JOVEN. LOS ANÁLISIS DE DATACIÓN POR RADIOCARBONO CUBREN EL PERIODO DE LA CONQUISTA ESPAÑOLA DE AMÉRICA".

"Y LOS REGISTROS HISTÓRICOS DE LA ÉPOCA DESCRIBEN EXTREMAS DE VIOLENCIA Y OPRESIÓN. RECIENTES INVESTIGACIONES DE CEMENTERIOS DEL TIEMPO DE LA CONQUISTA REVELARON MÚLTIPLES CASOS DE TRAUMA, INCLUYENDO GOLPES Y TRAUMAS CRANEALES MASIVOS COMO EL DE ESTE CASO".

MAL DE CHAGAS

La momia muestra un engrosamiento del corazón, el recto y el intestino delgado, característico de personas afectadas por el mal de Chagas, una enfermedad parasitaria tropical.
El artículo señala que al análisis del ADN de los parásitos hallados en el tejido del recto también indican la presencia del mal de Chagas, condición que la joven habría padecido probablemente desde niña.
La enfermedad de Chagas, también conocida como tripanosomiasis americana, es una enfermedad generalmente crónica, transmitidas por vectores y causada por el protozoario Tryapanosoma cruzi. El principal mecanismo de transmisión es vectorial, por hemípteros (chinches).
La condición ha sido caracterizada como una enfermedad de la pobreza, vinculada a condiciones socieconómicas deficitarias.
Nerlich cree que la joven provenía probablemente de una familia pobre.

"EL PARÁSITO VIVE EN PAREDES DE BARRO TÍPICAS DE LAS CASAS DE LAS CLASES SOCIALES MÁS BAJAS, A DIFERENCIA DE CONSTRUIDAS CON PAREDES DE PIEDRA EN AMBIENTES MENOS INSALUBLES", dijo a la BBC el investigador alemán.

Los científicos esperan ahora que el análisis de la momia ayude al estudio patógeno del mal de Chagas y su estructura molecular.

viernes, 16 de junio de 2017

Bécquer y las Brujas de Trasmoz

Trasmoz es hoy en día el único pueblo del Moncayo que sigue excomulgado en España. Esto es debido a que la iglesia lo consideró como pueblo maldito y fue excomulgado en 1252.
Cuentan que el castillo lo construyó un mago llamado Mutamín en una sola noche. En el siglo XIII se decía de Trasmoz que estaba rodeado por los territorios que controlaban los monjes de Veruela. Con régimen y recursos propios por gracia de la Corona, cuentan que en aquel pueblo la herejía era una actividad constante.

Bécquer escribió:

"LOS SÁBADOS, DESPUÉS DE QUE LA CAMPANA DE LA IGLESIA DEJABA OÍR EL TOQUE DE LAS ÁNIMAS, UNAS SONANDO PANDEROS, Y OTRAS, AÑAFILES Y CASTAÑUELAS, Y TODAS A CABALLO SOBRE ESCOBAS, LOS HABITANTES DE TRASMOZ VEÍAN PASAR UNA BANDA DE VIEJAS, ESPESAS COMO LAS GRULLAS, QUE IBAN A CELEBRAR SUS ENDIABLADOS RITOS A LA SOMBRA DE LOS MUROS DE LA RUINOSA ATALAYA QUE CORONA LA CUMBRE DEL MONTE".

Trasmoz era independiente, por ejemplo, en el uso del agua, ya que la Corona le había otorgado una serie de derechos que le situaban en una posición más ventajosa que al resto de municipios.
Además, se dice que en su Castillo lo que realmente se hacía era acuñar monedas falsas que minaban los ingresos de Veruela. Y fueron estas las razones que realmente hicieron que excomulgaran al municipio por orden papal.
En el siglo XVI, en 1511, el Abad del Monasterio de Veruela decidió propagar por el municipio de Trasmoz una maldición convirtiéndolo en el único pueblo maldito de toda España.
En la entrada del pueblo, una cruz con un velo negro, dejaba constancia de la maldición, en la que participaron todos los monjes del Monasterio con la lectura del salmo 108 del libro de los salmos.

"DANOS TU AYUDA CONTRA EL ADVERSARIO, PORQUE ES INÚTIL EL AUXILIO DE LOS HOMBRES; CON DIOS ALCANZAREMOS LA VICTORIA, Y ÉL APLASTARÁ A NUESTROS ENEMIGOS".

Un salmo que se usaba para maldecir a los enemigos y con el que quedó maldecido el señor de Trasmoz, sus descendientes y todo un pueblo. No hay otro lugar en España en el que se haya realizado un ritual de estas características.
Trasmoz está bajo el influjo mágico de la montaña más alta del Sistema Ibérico. Allí está situado también el Monasterio de Veruela.
Bécquer vivió por un tiempo en el Monasterio de Veruela. Allí trató de curarse de la tuberculosis que padecía. En ese lugar escribió sus famosas "Cartas desde mi celda" y leyendas ambientadas en el paisaje que le rodeaba en su etapa creativa.
Con Gustavo Adolfo Bécquer estaba su hermano Valeriano que era pintor. Él es el autor de las imágenes más antiguas que se conocen des castillo de Trasmoz. Valeriano dejó 3 ilustraciones de las ruinas del castillo.
En ellas destaca una figura que no se sabe si sería la de su hermano Gustavo. Bajo algunos de los dibujos hay una fecha: "31 de Junio de 1863".
La presencia de brujas en el municipio está documentada por antiguos legajos. Se cuenta que maldecían, echaban males de ojo, propagaban las enfermedades e incluso que destrozaban las cosechas.
La tía Casca es muy nombrada. Los vecinos la arrojaron en el año 1850 por un barranco. La acusaron de hacer daño a los niños, animales y cosechas. Gustavo Adolfo Bécquer escribió que en ese lugar quedó entonces su alma, errando en pena.
Otra bruja famosa es Dorotea. Ella fue víctima del encantamiento de otras brujas ya que su tío, el párroco Mosén Gil, trató de exorcizar el lugar.
La Tía Galga y su hija hacían lecturas del destino y potajes milagrosos. Las recuerdan con cariño porque aplicaban remedios con plantas que recogían de las faldas del Moncayo.
La Torre del Homenaje ya ha sido restaurada, se utiliza como museo del Castillo y siguen celebrándose unas jornadas dedicadas a la brujería y las plantas medicinales que atraen a miles de personas en cada edición, el primer Sábado de Julio, que en 2017 celebra la XVII.
Estas jornadas están organizadas por una asociación llamada: "El embrujo". Se conocen como "Encuentro de Brujería, Magia y Plantas Medicinales del Moncayo".
Hay representaciones de la captura, juicio y tortura de brujas y herejes. También se recrean batallas como las que se supone que hubo en aquellas tierras durante el conflicto que enfrentó a los Reinos de Castilla y Aragón.
Hay también espectáculos musicales y de humor, talleres artesanos o un mercado esotérico durante todo el día.
Música en las calles, Brujas de Honor, Cetrería, mercado medieval, Magia, juglares, lucha de espadas en el Castillo, espectáculo de fuego, y durante todo el día... duelo entre Clatravos y Brujas.
Una de sus vecinas es nombrada "Bruja del año" y le acompañan rodas las mujeres que han obtenido ese título en años anteriores. Reciben una placa de cerámica que ponen en la puerta de las casas.
El día de los difuntos encienden una vela por cada uno de sus muertos dentro de calabazas a las que se le hacen agujeros y se colocan en el camino de la procesión de las ánimas, una tradición que, aseguran, se remonta a tiempos de los celtas. Rezan, tocan las campanas y se cantan "Los gozos para las ánimas benditas".
Esta tradición ha originado una fiesta que se conoce como la fiesta de "La Luz de las Ánimas" y se celebra el primero de Noviembre.
Trasmoz tiene el título de localidad más misteriosa de Aragón. Manuel Jalón, es el propietario del Castillo del municipio, y el inventor aragonés de productos tan populares como la fregona o la inyección desechable.

lunes, 12 de junio de 2017

¿Fue utilizada la Gran Pirámide para albergar el Arca de la Alianza?

Muchos aseguran que la Gran Pirámide, lejos de ser una tumba real, es una antiquísima máquina generadora de energía que hoy en día se encuentra desactivada debido a que carece de los elementos que le otorgaban originalmente su poder. ¿Pudo esta "máquina" ser utilizada en algún punto de la historia para contener la enorme energía que yacía en el Arca de la Alianza mencionada en la Biblia?
Uno de los hechos que esgrimen aquellos que apoyan la teoría que relaciona el Arca con la Gran Pirámide, es que el volumen interno del sarcófago de la Cámara del Rey, en el mero interior de la maravilla antigua, se corresponde exactamente con el supuesto volumen exterior del Arca de la Alianza. Pero ese "exactamente" tiene, algunas licencias.
Según el relato bíblico, las medidas del Arca, traducidas al sistema métrico decimal, eran de 1,5 metros de largo, 70 centímetros de alto y otro tanto de ancho. Estas medidas sin considerar argollas externas de soporte, barrales de sustentación, 4 pequeñas patas para que no toque el suelo directamente y querubines sobre la tapa. El primer problema es que esas medidas son tales si consideramos que el relato bíblico habla de codos egipcios. Se ha convertido con ese criterio considerando que los tiempos de sometimiento hebreo al yugo del Nilo les impuso la costumbre de aplicar ese sistema de medidas. Con igual criterio, empero, podríamos estar hablando de codos babilónicos, toda vez que los judíos también estuvieron esclavizados entre el Éufrates y el Tigris. Tampoco hay consenso entre arqueólogos de cuál sería la medida exacta del mismo por lo que, a todos los efectos, volveremos sobre el codo egipcio.
Ahora vayamos al sarcófago - donde jamás se encontró resto de momia alguna -. Las mediciones arrojan un largo de 2,5 metros, 75 centímetros de alto y otros tantos de ancho. Se preguntaran ustedes: ¿dónde cabe, entonces, el "exactamente"? La respuesta reside en que dicho sarcófago debe considerar el alto de las pequeñas patas, el ancho de las argollas de los barrales y el largo con los mismos, ya que en la Biblia se explica claramente que dichos barrales no deben ser retirados nunca. ¿Y los querubines? Éstos sobresaldrían por la parte superior, cosa perfectamente posible - y hasta de cierta belleza simétrica - ya que el sarcófago nunca tuvo tapa.

Siguiendo el relato bíblico, Moisés recibe de Yahvé las instrucciones para construir el Arca en el Monte Sinaí. Esto es, después de haber huido de Egipto. ¿Cómo casa, entonces aquí la presunción que la Gran Pirámide contuviera dicho instrumento?
Se ha expresado en miles de ocasiones la posibilidad que el Arca fuera un generador electroestático o de algún tipo de energía, a partir de allí se señala que la teoría no dice que la Pirámide de Keops haya sido construida para contener el Arca, sino que en algún momento la contuvo, ¡que no es lo mismo! Lo que lleva a replantearse, una vez más, la razón de ser de la única de las 7 maravillas de la antigüedad que sobrevive.
La expresión "pirámide", como se sabe, no es egipcia. Deriva del griego pyr-a-mid que se traduce como "fuego en el medio", lo que es bastante sugestivo, pues introduce a que en tiempos helénico se tenía perfecta consciencia sobre las propiedades energéticas de la misma. Los egipcios la llaman beremuaz, que significa "casa eterna del Faraón", pero es un término engañoso, ya que es relativamente moderno y aplica al concepto "oficial" del destino dado a esas construcciones, es decir, tumbas reales.
Tampoco insistiremos aquí sobre las probadas circunstancias que demuestren que la Gran Pirámide jamás fue tumba de nadie, y mucho menos de Kufhu (Keops). Nadie sabe cuál era la denominación original dad en tiempos de su erección.
Diversas investigaciones en el campo de la piramidología a través de los años han dejado claro que la maravilla antigua en Guiza es un acumulador de ciertas energías cósmicas, particularmente la que conocemos a través de los tiempos y las culturas como"Prâna", "ki", "chi", "fuerza órdica", "vrill" y "orgón". Y sí, como se supone, en realidad fue construida mucho antes de ese 2800 a.C. que la história académica le otorga, mucho más evidente es que el Arca fue posterior. Pero esa correspondencia geométrica que hemos señalado párrafos atrás no puede ser atribuida a la casualidad; en consecuencia, se plantean 4 posibilidades:

1- Que en tiempos de la erección de la Gran Pirámide ya se hubiera previsto, algún día, la colocación del Arca, siendo ésta, entonces, el fusible faltante de una maquinaria preexistente. Ahora bien, teorizando, ¿para qué y por qué "alguien" construiría esta "maquinaria" para que "a futuro" se le agregara una pieza faltante? Pidiendo permiso a la especulación, si los Annunaki diseñaron a la especie humana, para sus fines bien pudieron haber "diseñado" su historia futura. En ese "diseño", habría un momento en que debería cristalizarse determinadas "fuerzas" o vectores espirituales, expresados simbólicamente en una creencia religiosa. Una creencia sumamente fuerte para conservarse a través de las vicisitudes del Tiempo y que tendría su "recompensa" en darle a sus "sacerdotes" una serie de recursos, conocimientos y capacidades que les ubicaran en posiciones de poder a través de la Historia pese a las múltiples persecuciones.

2- Es posible, también, que el Arca fuera mucho más antigua, contemporánea a la Pirámide, y que su otorgamiento a Moisés por parte de su dios sea una transliteración literaria muy posterior, el apropiarse de una historia ajena y hacerla propia - basta recordar a Ziusudra y Noé, uno de los tantos paralelismos sospechosos entre relatos sumerios y bíblicos -.

3- También podríamos sospechar que en su huida de Egipto los judíos robaron el Arca. Moisés no solo ser un jefe con autoridad sino también un hierofante. Eso explicaría que el Faraón, primero, les permitiera irse sin problemas pero luego enviara todo su ejército en frenética caza de los emigrantes, más probable aún si, suponiendo, lo que se buscaba no era alcanzar a los judíos sino recuperar lo que algunos de éstos habían robado.

4- Y finamente, es posible que a través de la historia hayan existido distintas Arcas y la Pirámide el contenedor de una o varias de ellas.

Recordemos, también, que cuando el Arca desaparece luego de la destrucción del Templo de Salomón una de las teorías - quizás la más consistente - afirma que termina en Etiopía, luego de un peregrinaje que la lleva a Egipto, descansando un tiempo en el templo de Filé y, enseguida, y por varios años, en la isla Elefantina. Y esto porque Egipto era un territorio sumamente conocido, históricamente hablando, para los judíos, con el cual seguían conservando estrechos vínculos. Esos vínculos tienen raíces religiosas, extrapoladas luego en su propio culto.

Egipto fue gobernado, en la oscuridad arcana, durante 1.300 años por los "Héroes". Luego, durante otros 6.000, por los "Shemsu Hor" (los compañeros de Horus). Les siguieron los primeros "reyes" históricos: Horus Escorpión (sí, el famoso rey Escorpión) en el 3200 a.C., Horus Ka en el 3150 a.C.y Narmer - o Menes -, unificador de las tribus, en el 3100 a.C. Catorce mil años de continuidad dinñastica que nos permiten relativizar, o al menos poner en duda, las cronologías oficiales.
En semejante línea de tiempo, debe comprenderse también que la "conexión cósmica" trasciende la mediocre concepción de visitas extraterrestres a los egipcios. Tiene que ver con las raíces, arcaicas y no humanas, del "diseño" de un paradigma espiritual (más bien, religioso) para manipular a futuro y a través de los milenios a una Humanidad creada ex profeso a ciertos fines. De la génesis y razones de ser de las inteligencias que estuvieron detrás del judaísmo estamos hablando.

sábado, 10 de junio de 2017

El ventrilocuo que utilizaba el cuerpo de un niño como muñeco

La ventriloquia es el arte que practica la persona, llamada ventrílocuo, que es aquel que sabe modificar su voz, ya sea de forma real o con el timbre cambiado, de manera que parezca venir de lejos. El término proviene del latín "ventrilocuus", "el que habla con el vientre", pues se creía que la habilidad era resultado de algo no muy corriente, que durante la respiración se realizaba en el estómago y que el sonido se originaba allí.
Aunque en realidad, el sonido proviene de la garganta, creando la ilusión de que proviene de otro lugar. Por eso, son importantes los movimientos del muñeco: tiene que parecer que articula las palabras, su mirada es importante, para fijarse en el público cuando se dirige a él y al ventrílocuo cuando le contesta. Por supuesto, nadie piensa que es el muñeco el que está hablando, simplemente las personas se dejan maravillar por ese tipo de "trucos". En cualquier caso, nos dejamos llevar por la ilusión de que el muñeco tiene vida, y para que la ilusión sea total, es muy importante dominar el habla invisible.
Aunque hay que reconocer que el tema de la ventriloquia no deja de ser un poco "peliagudo", ya que siempre hay una pequeña posibilidad de que el muñeco sea real y no mentira, ¿verdad? Bueno, pues hoy vamos a explicar un caso que dejó a todo el mundo aterrorizado. Un tema que también trata de un ventrílocuo bastante famoso.
En la década de 1920, la ventriloquia se convirtió en un espectáculo muy concurrido, que llenaba las salas de los principales teatros de los Estados Unidos. Entre todos los ventrílocuos de la época, hubo uno en concreto que, a pesar de que decían que su espectáculo no era el mejor, consiguió hacerse famoso en muy poco tiempo.
Su nombre era McCarthy, un ventrílocuo cuyo acto era bastante simple, pero conseguía sorprender a todo el que lo veía. En su acto, hacía uso de un solo personaje durante toda la función: Edgar, un muñeco que representaba a un niño regordete entre los 9 y 10 años de edad, pero con rasgos muy extraños que no podían dejar de mirar.
Sus manos eran demasiado reales, tenía una boca muy expresiva, y su estatura muy distinta a la de un muñeco de ventrílocuo habitual. Edgar era más alto, y sus ojos, aunque eran lo de un muñeco de madera, reflejaban un vacío que era imposible dejar de mirar.
McCarthy nunca dejó que nadie se acercara a Edgar. Muchos creían que el muñeco hablaba sin mover los labios debido a brujería, y la fama en torno a la posible influencia demoníaca sobre McCarthy y Edgar llegó a tal punto, que muchos padres prohibieron a sus hijos asistir a sus espectáculos.
Una noche, cuando estaba de gira en Nueva York, alguien llamó a la puerta del camerino de McCarthy, pero no contestó nadie. Algunos preocupados, llamaron a la policía para que se acercaran y comprobaran el lugar. Al entrar, el cuerpo del ventrílocuo tenía el cuello destrozado, le habñian dado 27 puñaladas, le habían sacado los ojos y, junto a él, había un baúl cerrado.
Cuando abrieron el baúl, encontraron al muñeco Edgar, el cual provocó extraños escalofríos a los policías. Al examinar el muñeco de cerca, se dieron cuenta de que se trataba de un niño de verdad. O al menos su cadáver, con una horrible máscara de látex, que cubría su pequeño rostro pálido.
Nunca se llegó a descubrir quién pudo asesinar a McCarthy, ni cuál era la identidad del niño, ni tampoco cómo se las averiguó el ventrílocuo para conservar un cadáver en perfecto estado durante algunos meses. Sea cual fuera la verdadera identidad del muñeco, hay que reconocer que se trata de un caso verdaderamente espeluznante.

miércoles, 7 de junio de 2017

Annie Mae Patterson: La Bruja Blanca de Rose Hall

La historia que nos ocupa trata sobre la mansión Rose Hall, una casa embrujada de estilo gregoriano emplazada en la mística Jamaica. Según cuentan las leyendas locales que han perdurado a través de los años, en esta casa habitaba el terrateniente John Palmer, el cual contaba con una gran fortuna debido a sus prósperas plantaciones de azúcar en las que hacía trabajar a esclavos.
El señor Palmer comenzó un romance con Annie Mae Patterson, una chica procedente de Francia, con la que se casó en 1820. Lo que comenzó como un matrimonio feliz, terminó desembocado en un tortuoso final de terror que protagonizó la propia Annie Mae, a la que sólo le movía apoderarse de la fortuna y tierras de su esposo. Para ello, Annie no tuvo reparos en acuchillarlo en su propia cama hasta matarlo, con el fin de convertirse en la señora absoluta de la hacienda Rose Hall.
No se sabe si Annie siempre tuvo ese carácter pérfido, o lo desarrolló en Jamaica, pero sí se sabe que suspiraba añorando las luces y la algarabía de París, ya que la vida en Jamaica le parecía aburrida y penosa. También hay que pensar que en aquellos tiempos las mujeres estaban en clara desventaja social frente a los hombres, y una solitaria viuda podría ser una presa fácil para los delincuentes. Quizás por eso Annie desarrolló esa imagen de mujer fuerte y despiadada con una coraza para protegerse del peligro.
A su primer esposo le sucedieron otros 2 maridos, que también corrieron su misma suerte, aunque el segundo murió envenenado y el tercero estrangulado. Con estos fallecimientos la fortuna de Annie aumentó, ya que heredó todos los bienes de sus infelices cónyuges. Para deshacerse de los cadáveres, Annie ordenó a sus esclavos que sacaran los cuerpos empleando los pasadizos subterráneos hasta llevarlos a las playas cercanas donde serían enterrados.
Para no levantar sospechas, Annie contaba que la fiebre amarilla se había llevado a sus maridos, cosa que no pareció extrañar a conocidos y lugareños de Bahía Montego. Quizás no sospecharon nada, o no quisieron preguntar para evitar inmiscuirse en terrenos escabrosos. De todas formas eran tiempos en los que la ley brillaba por su ausencia, y no se realizaban investigaciones ante el fallecimiento de una persona.
Annie era una mujer envuelta en un halo de misterio a la que siempre había atraído el ocultismo y disfrutaba practicando magia negra y vudú. Se cuenta que realizaba sus perversos cultos en la hacienda y tenía sometidos a sus más de 3.000 esclavos a los que atemorizaba con su poder y trato despiadado. Posiblemente aprendió el arte del vudú de algunos de sus esclavos más experimentados, que para ganarse el favor de Annie y una vida más larga, la instruyeron en las técnicas de brujería. Esto le hizo ser conocida con el sobrenombre de "La Bruja Blanca de Jamaica".
Por la mañana, Annie comenzaba su día asomándose al balcón que hay en la fachada delantera, y dictaba las órdenes del día a los esclavos que se reunían en este patio de la casa. Sus ordenanzas incluían castigos e incluso ejecuciones.
En la parte inferior de la mansión se encontraban los sótanos, donde Annie torturaba impunemente a los esclavos indisciplinados. Y cuando sentía la llamada del deseo, bajaba a los barracones donde estaban sus esclavos y elegía a un compañero de alcoba. Cuando se hartaba de él, el pobre hombre era liquidado sin contemplación y se enterraba en una tumba sin marcar.
Aún así, pocos incautos intentaban escapar de la hacienda, ya que Annie había ordenado sembrar cepos escondidos por todo el perímetro de la plantación y eso era suficiente para disuadir a posibles prófugos. Los que no cumplían el toque de queda, eran perseguidos por la propia Annie, quien se lanzaba de cacería humana a lomos de su caballo acechando a los desertores. Luego las "presas" se encadenaban y eran marcadas con fuego para ser devueltas al barracón.
La hacienda de Annie poseía más de 24 Km2 y era una plantación colonial, que como todas las de Jamaica tenía extensos terrenos en los que destacaba un gran caserón edificado de forma que fuese visible desde varias millas a la redonda. El dueño del latifundio se asemejaba a un señor feudal, con dicha mansión como su castillo en el que moraba. Las clases sociales estaban muy marcadas, y una minoría apoderada explotaba a una mayoría oprimida, resultando en un sistema social conducido por el miedo, algo que Annie sabía explotar al máximo.
En la mansión de Rose Hall se infundía temor a los esclavos hasta límites que iban más allá de lo físico, ya que Annie podía acusar un daño peor que el estigma de un latigazo. Como decía, esta despiadada mujer había sido instruida en los secretos del vudú haitiano hasta convertirse en una poderosa hechicera. Empleaba sus poderes mágicos contra cualquier persona que se interpusiese en sus intereses, ya fuese una competidora en el ámbito amoroso o algún vecino que le resultase molesto.
La maldad de Annie no distinguía ni tenía límites, y en su finca de Rose Hall utilizaba su poder de forma cruel y sangrienta, llegando a matar niños si era preciso para emplear sus huesos en ceremonias demoníacas. Cuando se trataba de aplicar el mal, no existía ningún sacerdote vudú que igualase las energías mágica de Annie.
En 1831 se produjeron cambios importantes en la sociedad colonial de Jamaica, ya que el parlamento inglés decidió abolir la esclavitud. Los potentados jamaicanos aplazaron estas nuevas legislaciones todo lo que pudieron, lo que provocó una gran tensión entre la población negra, que finalmente se tradujo en agitadas revueltas por todo el país.
La revolución también alcanzó la hacienda de Rose Hall. Finalmente la cólera más fuerte que el temor, y un grupo de insurgentes se adentró en la finca, ascendió por las grandes escalinatas y asaltó los aposentos de Annie. Entonces liquidaron a la que ellos llamaban "La Bruja Blanca", y desfiguraron sus restos para luego lanzar los despojos por la ventana.
Un vecino sepultó a Annie en un túmulo sin identificar y se dispusieron 3 cruces en 3 de los lados de su tumba para encerrar el poder de la bruja blanca, dejando un lado libre sin cercar para que el espíritu de Annie pudiese salir y deambular cuando así lo desease.
Otra versión sobre la historia de su muerte nos cuenta que Annie tenía contratado un capataz que era un poderoso brujo vudú, un hecho que él le ocultaba aun a riesgo de su propia vida. El capataz tenía una joven hija a la que había concertado un matrimonio con un atractivo joven de la plantación. Desafortunadamente, la lujuria de Annie se fijó en este joven, y pronto se le llamó para complacer a la señora de la casa. Como el capataz sabía el destino que deparaba al joven, comenzó los preparativos para proteger al chico de los procedimientos de usar y tirar que empleaba Annie con sus amantes.
Pero Annie no siguió su patrón habitual, y ebria de sensación de poder, mató al joven esa misma noche, en vez de jugar con él durante una semana hasta cansarse como solía hacer. Quizás el chico se opuso a sus atenciones y declaró quien era su verdadero amor. Sea cual fuese la razón, el joven fue asesinado, su novia quedó consternada y el capataz entró en cólera, decidiendo acabar con La Bruja Blanca a toda costa.
Construyó una tumba en un bosque cercano, a la vista de la mansión, empleando rituales y señales de vudú. El capataz entonces entró en la casa, enfrentándose a Annie, y se enzarzaron en una lucha psíquica y física. El capataz pudo matar a Annie, sacrificando su propia vida en el proceso. Los esclavos, que conocían los planes del capataz, enterraron el cuerpo de La Bruja Blanca en una tumba especialmente preparada, diseñada para evitar que pudiese levantarse de ella para vagar por la plantación. Pero no realizaron el ritual correctamente, permitiendo que Annie pudiera escapar del hechizo. Se dice que ahora su fantasma deambula por la mansión a su antojo.
De esta manera finalizó el cruel recorrido de Annie Mae Patterson, de la que incluso se duda de su existencia. Según otras fuentes, Annie nació en 1802 y no era francesa, sino de madre inglesa y padre irlandés. Cuando Annie tenía 10 años, sus padres y ella se trasladaron a Haití para vivir, pero un años más tarde sus progenitores contrajeron la fiebre amarilla y murieron. La niñera adoptó a Annie y fue esta mujer quien le enseñó brujería. Cuando Annie tenía 18 años, la niñera murió, y como no podía volver a Inglaterra al no poseer allí familiares, buscó un marido acaudalado en Jamaica. Fue así como conoció a John Rose Palmer y se convirtió en la segunda señora de la mansión Rose Hall.

Lizzie Borden: La asesina del hacha

Lizbeth Andrew Borden nació en Fall River, Massachussets un 19 de Julio de 1860. Los padres de Lizzie se llamaban Sarah Anthony Borden y Andrew Jackson Borden, y su hermana, Emma Borden. La familia era muy importante en Fall River ya que tiempo atrás el clan Borden había sido el más importante de la ciudad. Desgraciadamente, cuando Lizzie tenía 2 años su madre falleció y su padre, 2 años después contrajo matrimonio de nuevo con Abby Durfee Gray.
Cuando Lizzie contaba con 14 años, se mudaron al 92 de Second Street, uno de los barrios más importantes de manufactura de ropa de algodón. Andrew era un padre dedicado a los negocios por ello pasaba mucho tiempo fuera de casa y no daba pie a poder tener una buena relación con su familia por eso, Abby, la mujer de Andrew comenzó a sentirse marginada dentro de su nueva familia y despreciada por sus hijastras a causa de su origen humilde. En 1887, Andrew compró una de las casas que había pertenecido a la familia Abby, nombrándola a ella como dueña y heredera. Este gesto irritó muchísimo a las hermanas Borden que se consideraron excluidas de la herencia de su padre. A partir de ese momento, la situación familiar empeoró mucho, siendo Abby el objeto de odio de las hermanas que comenzaron a retraerse de la rutina familiar y encerrándose la mayor parte del tiempo en sus habitaciones, incluso para comer.
Lizzie había heredado el carácter hosco, materialista, frío y serio de su padre y por el contrario, su hermana mayor Emma era una muchacha frágil y sensible. A pesar de los caracteres tan opuestos, ambas odiaban a su madrastra que a pesar del rechazo de sus hijastras, intentaba ser amable y complaciente con ellas aunque conseguía el efecto contrario.
En una ocasión, la familia cayó enferma y el diagnóstico fue que habrían comido algo en mal estado. Abby por el contrario pensaba que habían sido envenenados y es lo que seguramente sucedió según los investigadores.
Andrew Borden quiso transferir una de las propiedades de los Borden a nombre de su esposa Abby, pero como era sabido el odio de sus hijas hacia su esposa, quiso hacerlo en secreto. Lizzie se enteró de esta transacción y compró veneno en una tienda cercana.
El 4 de Agosto de 1892, Andrew, Abby y John Vinnicum Morse - hermano de la primera esposa de Andrew - desayunaban en el salón de la casa tranquilamente, mientras que Lizzie estaba en su cuarto y Emma se encontraba en casa de una amiga. Alrededor de las 9 de la mañana la sirvienta comenzó a encontrarse mal del estómago por lo que tuvo que salir fuera de la casa y vomitar en el jardín. El matrimonio Borden también se encontraba mal del estómago desde hacía unos días. Andrew, alrededor de las 9:30 salió de la vivienda y se fue a la ciudad para trabajar, la criada se ocupaba de la casa y Abby Borden entraba al cuarto de los invitados para no volver a salir jamás.
Sobre las 10:35, Andrew volvía a casa y al llegar se encontró a su hija Lizzie en lo alto de la escalera, cerca del cuarto de invitados. Al bajar, le dijo a su padre: "LA SEÑORA BORDEN HA SALIDO. DEJÓ UNA NOTA DICIENDO QUE IBA A VISITAR A UN ENFERMO". Andrew comenzó a sentirse mal y se dirigió al sofá del cuarto de estar donde se recostó.
A las 11 de la mañana, los gritos de Lizzie alarmaron a la criada que acudió en su ayuda. El padre de familia se encontraba muerto en el sofá donde minutos antes se había acostado. Lizzie exclamó que alguien había entrado en la casa y lo había asesinado mientras ella se encontraba en el patio. La criada llamó al médico de la familia, a los vecinos y a la policía.
Mientras el doctor examinaba al padre, Lizzie dijo haber oído llegar a su madrastra en ese momento, por lo que ordenó a la sirvienta a subir a su habitación. Cuando la sirvienta y la vecina subieron al cuarto de Abby se encontraron a la mujer parcialmente oculta tras la cama.
El examen del doctor dictaminó que ambos habían sido asesinados con una herramienta pesada y cortante, seguramente un hacha. Al señor Borden le habían dado 11 hachazos que le habían reventado el globo ocular, roto la nariz y cortado hasta llegar al hueso. La sangre todavía brotaba de sus heridas. Abby se encontraba bocabajo entre la cómoda y la cama del cuarto de invitados. Había sido atacada por detrás y mostraba 19 heridas en la espalda y en la cabeza. La sangre se encontraba ya coagulada por lo que había fallecido tiempo antes que el señor Borden. El medico realizó las autopsias de las víctimas en la mesa del comedor de la casa Borden y allí permanecieron durante toda la noche. Emma había sido avisada de lo ocurrido y llegó por la noche con una amiga.
La policía había inspeccionado toda la casa en busca de algún indicio o prueba y lo encontraron en el sótano cuando descubrieron dos hachas. Una de ellas se encontraba en una caja de madera cubierta por una capa de carbón recién aplicada.
Al día siguiente, las hermanas Borden pusieron un anuncio en el periódico con una recompensa de 5.000 Dólares a quien proporcionase información que condujera hacia el asesino. Mientras tanto, la policía comenzaba a sospechar de la hija pequeña de los Borden. Al día siguiente le comunicaron que ella era la principal sospechosa del caso.
El 11 de Agosto Lizzie fue detenida como sospechosa del asesinato de su padre y aunque se declaró inocente, ingresó en la cárcel de Taunton, en Massachusetts. El 2 de Diciembre, el jurado declaró culpable a Lizzie del asesinato de su padre y de su madrastra. El testimonio de la sirvienta fue claro para que Lizzie fuera declarada culpable de asesinato, puesto que habló de la tensa relación que Lizzie tenía con su madrastra. Lizzie se defendió argumentando que mientras su padre era asesinado, ella se encontraba en el desván buscando un trozo de metal para reforzar la reja de la entrada pero según el testimonio de un policía, todo el desván estaba cubierto por una fina capa de polvo, no había huellas de pisadas ni ningún otro signo de que allí hubiera entrado alguien.
Las autopsias habían confirmado que Abby Borden había muerto una hora y media antes que Andrew Borden y al examinar los cráneos de las víctimas, sus heridas encajaban perfectamente en el hacha que había sido encontrada en el sótano.
A pesar de todas las pruebas incriminatorias, el fiscal declaró a Lizzie Borden inocente por ser "UNA MUJER PERTENECIENTE AL SEXO QUE TODOS LOS HOMBRES DE BIEN DEBÍAN HONRAR, UNA MUJER CRISTIANA, TODA UNA SEÑORA, IGUAL QUE SUS ESPOSAS Y LA MÍA, UNA MUJER A LA QUE CONSIDERAMOS INCAPAZ DE COMETER UN CRIMEN". Al escuchar el veredicto, Lizzie medio desvanecida se echó a llorar y rogó que la llevaran a casa. Lizzie cambió su nombre por el de Lizbeth A. Borden, vivió la vejez tranquila y murió el 1 de Junio de 1927.