jueves, 9 de noviembre de 2017

Los misterios de Papa Nöel o Santa Claus

La imagen de abajo tiene una relación importante con Papa Nöel. Fiestas con sexo, erotismo, regalos, juegos, descanso y despreocupación en la antigua Roma son el inicio de una festividad que hoy conocemos con Navidad y con Santa Claus.


Papa Nöel o Santa Claus, no siempre fue el hombre gordito y bonachón que todos conocemos. ¿Qué hay detrás de este icono de la Navidad? En sus orígenes no tuvo una vida fácil, y se cuentan nobles historias sobre él. A lo largo de la historia los poderes se han aprovechado de él: la Iglesia católica para aumentar su poder y la multinacional Coca - Cola para aumentar sus riquezas.
Santa Claus es el nombre de un personaje que hace referencia a un clérigo que se llamaba Nicolás que vivió unos 300 años después de la muerta de Jesucristo en Patara (lo que hoy es Turquía). Pero la raíz de la celebración es mucho anterior. Debemos remontarnos a los orígenes de la humanidad, de las primeras sociedades agrícolas que vivían según las exigencias de la agricultura, de las tareas del campo.
Sobre los días 17 a 25 de Diciembre, se celebraba en Grecia y en Roma, la festividad de Saturnalia. Esta festividad estaba relacionada con el fin de una de las tareas necesarias en la agricultura: la terminación de la siembra del grano. Después del trabajo duro de la siembra, y con la esperanza de que la próxima cosecha fuera abundante, los romanos celebraban la fiesta compartiendo regalos, haciendo comilonas exageradas y, en algunos casos como el romano, el sacrificio a los dioses como Saturno. Pero estas fechas no solo se celebraban en los países del mediterráneo o el Hegeo. Se celebraba, de diferentes formas en otras partes del planeta... como por ejemplo en los países del norte de Europa que celebraban la festividad de Yule.

Según los pocos escritos que se conocen, Don Nicolás venía de una familia pudiente y religiosa. Quedó huérfano a causa de la peste, y se trasladó a casa de su tío, el gran Obispo de Myra. El señor Nicolás gozaba de una gran riqueza, y se cuenta que regalaba sobre las fechas del 23 de Diciembre regalos a los niños. Más tarde, cuando su tío murió, Nicolás lo relevó haciéndose el Obispo de la ciudad de Myra (También en Turquía).
Son muchos los mitos que se cuentan sobre este hombre. Una de ellas, curiosa y a la vez denota cierto aspecto racista de la época es que se representa a San Nicolás con un esclavo africano que le acompaña a todas partes.
Otra historia curiosa que se cuenta es que ofreció una bolsa de monedas de oro a unos bandidos para que dejaran a unas mujeres. Otra historia curiosa que se cuenta de San Nicolás y cuando este ya era más adulto es que bebía leche de los pechos de su madre los Miércoles y los Viernes... Probablemente, la historia más curiosa es la que quizá originó la leyenda, y es que se cuenta que San Nicolás lanzaba monedas de oro por la chimenea. Y por último, el mito que se cuenta dice que el carnicero del pueblo mató 3 niños y vendió sus carnes como carne de cerdo, cuando se presentó Nicolás, resucitó a los 3 niños.

Muchas de las historias que se contaban de San Nicolás con nada más que eso, cuentos sin ningún fundamento y sin documentos fiables... pero sí con un propósito, el de ensalzarlo.
El poder de la Iglesia fue creciendo, y el Imperio romano se desquebrajaba, y con él todas las antiguas creencias paganas, entre ellas la ya mencionada antes: la de Saturnalia.
Son muchos los historiadores que afirman que la Iglesia tuvo cierto interés en convertir una fiesta pagana en una fiesta católica. Se aprovechó de la fama del personaje de Nicolás para apartar las fiestas dedicadas a otros dioses. Por supuesto, esto no se hacía de forma altruista, con ello conseguía aumentar su influencia sobre los grupos de poder y entrar a formar parte del subconsciente colectivo. Y lo único que necesitaban era fabricar un santo. Y qué mejor santo que San Nicolás, un hombre que gozaba, según los escritos, de cierta fama de generoso y altruista. La jugada fue perfecta y se ha repetido cientos de veces en cientos de países a lo largo de cientos de años.

La fama de San Nicolás fue distribuyéndose a lo largo del mundo, en el siglo XVII ya era toda una "tradición" en Estados Unidos, y en otros países de Europa Santa Claus era ya nuestro héroe navideño.
El nombre de Santa Nöel viene del francés. En Francia, se le llama el hombre de la Navidad y Navidad en Francia se dice Nöel.
El nombre de Salta Claus, viene del Holandés. El escritor Washington Irvis introdujo el nombre de San Nicolás, Sinterklaas o Sinte Klaas (en holandés), hasta acabar siendo pronunciado como Santa Claus por la población anglosajona.

En un principio, las primeras representaciones pictográficas de San Nicolás eran así:


Como podéis ver, no se trata de un anciano gordo, con una sonrisa y cara de bonachón que no para de reírse y decir: ¡Jo jo jo, Feliz Navidad!
El aspecto de Santa Claus fue cambiando, pasó por llevar un traje verde, e incluso negro o amarillo, hasta que al final, el ilustrador de la marca Coca - Cola, decidió dibujarlo con los colores de la marca comercial. El nombre de este ilustrador fue: Haddom Sundblon. Y es a este a quien le debemos la imagen que ahora conoceremos del famoso Santa.

lunes, 23 de octubre de 2017

Lilith: La primera esposa de Adán no fue Eva y la Biblia lo ocultó

En la Biblia se narra lo que fue la creación del mundo, el inicio de la humanidad, todo el origen de lo que hoy conocemos según el libro de Génesis. En este sagrado texto se nos relata como el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios y que después de darse cuenta que estaba solo, Dios decide crearle una compañía, sacando de su costilla para crear a una mujer llamada Eva. Pero esta historia tiene una parte que no ha sido contada en la Biblia, o mas bien que ha sido censurada por alguna razón oculta hasta ahora, y es que la primera mujer de Adán no fue Eva, antes de ella existió Lilith o Lilit, quien habría sido la primera mujer que existió en todo el mundo y por ende la primera esposa de Adán. La historia de esta mujer y por qué ha sido borrada de la historia bíblica la contaré a continuación, Lilith, la verdadera historia.

Lilith fue la primera mujer que existió en el mundo, creada por Dios en el Génesis del mundo al mismo tiempo que Adán, pero esta fue desechada y desterrada por el propio Dios a petición de Adán porque esta era más inteligente, de carácter mas fuerte y porque no le obedecía a sus mandatos. En la Biblia se eliminó este personaje clave e importante para entender el origen de la humanidad, porque lo que Lilith representaba iba en contra de la idea tradicional de la iglesia en la que la mujer deber ser sumisa al hombre y está para obedecerlo, poniéndola así en una posición inferior.

Pero en la Biblia tradicional a pesar de que ha pasado por vatios filtros religiosos que le hacen perder piezas o secciones importantes, se dejó colar una parte en la que se evidencia que en el inicio de todo, Dios decide crear no solo al hombre sino también a la mujer al mismo tiempo y no después como se asegura más adelante de manera contradictoria, veamos el texto original:

" Génesis 1:27 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó".

Como vemos en ese versículo de la Biblia tradicional, allí se relata que en el instante en que Dios creó al hombre, creó al varón y también la hembra y además afirma la frase "los creó", lo cual termina indicando claramente que la mujer también fue creada en el mismo instante junto al varón. Esta sería la prueba más clara de la existencia de Lilith plasmada en la propia Biblia.
Por tanto Lilith era un ser creado en igualdad de condiciones que Adán, por supuesto tenía sus órganos reproductivos femeninos que hoy tienen las mujeres, pero en términos generales eran dos seres humanos iguales, con las mismas facultades, fuerza y carácter, creados desde el mismo polvo pero ninguno por encima de el otro.

Según los textos apócrifos que han sido censurados por la iglesia católica, Lilith era una mujer con un carácter muy firme y una inteligencia que en ocasiones llegaba a parecer superior a Adán, por otra parte Adán era de carácter  muy dominante y de mucho apetito carnal. En momentos de intimidad, Lilith exigía que no solo fuera Adán quien estuviera sobre ella sino que ella también pudiera estar en el acto sobre él, ante lo cual Adán se negaba rotundamente, decía: "SOMÉTETE A MÍ, MUJER".  Esto generó un conflicto entre ambos que terminó con la separación de Lilith de Adán para luego ser desterrada por Dios a petición de Adán, veamos como lo narra textualmente los libros apócrifos del Génesis:

"¿Por qué he de acostarme por debajo de ti? Preguntaba: yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual... como Adán trató de obligarla a obedecer, Lilith, encolerizada, pronunció el nombre de Dios, y lo abandonó".

Pero obviamente la pregunta que surge es: ¿Para dónde se fue Lilith? si se supone que ellos eran los dos únicos seres humanos creados por Dios hasta ese momento. La respuesta es narrada en estos libros antiguos, ella corrió nada mas y nada menos que a los brazos de un demonio.

En el jardín del Edén habitaban todas las criaturas de Dios y entre ellas también estaban los que hoy conocemos como demonios, seres que para aquel entonces cumplían funciones específicas y a las que no les estaba permitido el contacto con las otras criaturas. Lilith cuando abandona a Adán se va donde está Samael, quien era uno de estos demonios y tiene con él descendencia. Entonces Dios al ver que Lilith se habría revelado y pronunció su nombre lo cual estaba prohibido, decide maldecirla con toda la generación que había procreado junto a Samael. Los textos apócrifos dice lo siguiente:

"A ella le gustaba mucho el líquido reproductivo del hombre, y anda siempre al asecho de ver a donde ha podido caer. Todo el líquido del hombre que no acabe en la matriz de la esposa es suyo: todo el líquido seminal que el hombre halla desperdiciado a lo largo de su vida, ya sea por adulterio, por vicio o en sueño."

Lilith entonces fue convertida en un demonio que está al asecho de las experiencias carnales prohibidas para apoderarse de sus resultados. Así maldijo Dios a Lilith y así maldijo a toda su descendencia.

Después de que Lilith fuera maldita, es cuando Dios se da cuenta que Adán estaba solo y que eso no era bueno, entonces decide crearle una compañera, pero esta vez para asegurarse que esta fuera sumisa y complaciente con él, decide hacerla de la propia costilla de Adán. Es entonces cuando es creada Eva, la segunda esposa de Adán y quien aparece en los relatos bíblicos como la responsable de cometer el pecado  del fruto prohibido. Con Eva, Adán convivió sin problemas y con toda comodidad hasta que son expulsados del Paraíso y empieza todo el calvario que ya conocemos de la humanidad en pecado permanente.
Finalmente podemos decir que lo que les incomodó a los antiguos jerarcas de la iglesia de Lilith fue su relación con la seducción, el placer y la igualdad plena. Y es que a lo largo de la historia de todas las religiones establecidas no existe igualdad entre figuras religiosas masculinas y femeninas. Por eso al parecer en algún momento de la historia, los relatos de Lilith fueron censurados de la Biblia por considerar que le daba muchas ideas de empoderamiento a la mujer, entonces al no conocerse la historia real de su existencia, las mujeres podrían terminar siendo sometidas por el hombre como ha sido a lo largo de la historia.
Entonces Lilith no es un demonio, Lilith fue la primera mujer que existió y resultó siendo un ser mejor preparado, más inteligente, más rebelde y con mejor carácter que el hombre, por eso fue censurada y castigada. 

Arcángel San Rafael: Custodio de Córdoba

La historia cuenta que el Arcángel San Rafael es Custodio de Córdoba desde que en la Edad Media una epidemia de peste asoló Europa diezmando la población. Córdoba entera se encomendó a San Rafael y milagrosamente la peste pasó por la ciudad sin apenas causar daño alguno. Ramírez de Arellano recoge en sus "Paseos por Córdoba" que cuando la peste asolaba la ciudad en el siglo XVI, el Arcángel se apareció al Padre Roelas en cuatro ocasiones, revelándole que él salvaría a la ciudad. En aquel entonces, el sacerdote, temeroso de que todo fuera un engaño de sus sentidos y después de consultar el caso con importantes teólogos de la Compañía de Jesús, visitó al Provisor, quien le ordenó que si se producía una quinta aparición, le preguntase quién era. Así fue, en la madrugada del 7 de Mayo de 1578, se produjo esta quinta aparición en la que San Rafael le dijo al sacerdote:
" YO TE JURO, POR JESUCRISTO CRUCIFICADO, QUE SOY RAFAEL, ÁNGEL A QUIEN DIOS TIENE PUESTO POR GUARDA DE ESTA CIUDAD".
Al poco tiempo dejaron de morir personas en Córdoba a causa de la epidemia.
Nueve años después, el padre Roelas fallecía en Córdoba, tras una vida marcada por la prudencia y discreción con la que en todo momento trató estos prodigios, dando conocimiento de ellos sólo a los teólogos.
Por eso tuvieron que pasar 25 años para que las revelaciones de San Rafael al sacerdote pudiesen ser leídas.
A partir de entonces, se estableció un oratorio en la casa en la que el padre Roelas había vivido. Pero, la devoción al Arcángel era tan grande que con donativos de los cordobeses y con la ayuda de la nobleza, en 1610 se iniciaron unas obras para levantar una iglesia dedicada a su culto, que finalizaron en 1732. Poco a poco, el templo se iba quedando pequeño, por lo que fue necesario ampliarlo con unas obras que concluyeron en 1806.
Así nació el culto a San Rafael, que para muchos cordobeses es el Arcángel que vela por el destino de su tierra. En su honor se han erigido numerosos triunfos por múltiples calles y plazas de la ciudad. De hecho, en casi todos los barrios del casco histórico se levanta alguno. La mayoría datan del siglo XVIII aunque hay algunos incluso del XVI. Entre otros, el de la Plaza de la Compañía, Plaza del Conde de Guadalhorce y el de la Plaza del Potro. En todos ellos figura textualmente el juramento que el Arcángel hizo al padre Roelas en su última aparición.
También, en su honor se han levantado estatuas como la del Puente Romano, así como edificios religiosos como la Iglesia del Juramento y la Iglesia parroquia de San Rafael de Córdoba.
La devoción de los cordobeses hacia su Custodio también se hace patente en otros aspectos. El nombre de Rafael, que significa "Medicina de Dios", es muy popular en Córdoba, y da nombre a un buen número de cordobeses y cordobesas.
Este 24 de Octubre es una fecha concedida por la Iglesia Católica en atención a la gran devoción de los cordobeses a su Custodio. En este día es costumbre que los cordobeses acudan al campo para celebrar el llamado "perol", guiso de arroz con carne. También es tradición, por la tarde, que la Hermandad del Arcángel San Rafael celbre una Misa en honor a todos los cordobeses.
Sin duda, el Arcángel San Rafael está presente en Córdoba y en el corazón de los cordobeses, que esperan con ilusión que llegue el día de su fiesta.


Fuente; https://cordobabuenasnoticias.com/2016/10/24/historia-del-arcangel-san-rafael-custodio-de-cordoba/

martes, 10 de octubre de 2017

Académico puede haber descubierto la tumba de Jack el Destripador

El enigma en torno a la identidad del asesino británico Jack el Destripador no solo ha tenido en vilo al Reino Unido, sino también a todo el mundo, ya que los asesinatos atribuidos a esta persona entre los años 1880 - 1890 destacaron por su crueldad.
Existen numerosas teorías que pretenden arrojar luz sobre el infame criminal. Una de ellas ha sido propuesta por el autor británico y funcionario de apoyo comunitario David Bullock, quien también asegura que se trata de Thomas Cutbush, y además sugiere conocer la ubicación de la tumba del presunto asesino en serie, informa el diario The Sun.
Bullock lleva estudiando los delitos de Jack el Destripador desde su adolescencia. En su nuevo libro "The Man Who Would be Jack: The Hunt for the Real Ripper" revela nuevos detalles que apoyan la teoría sobre Cutbush. El autor logró acceso a los archivos del hospital psiquiátrico Broadmoor Hospital, en el condado de Berkshire, y descubrió el sitio de la tumba familiar de Cutbush en el cementerio de Nunhead, al sureste de Londres.

El académico ha confesado que "LAS PERSONAS SIEMPRE DECÍAN QUE CUTBUSH MURIÓ EN BROADMOOR, PERO AL VER LOS ARCHIVOS PUDE VER QUE NO ESTABA ENTERRADO ALLÍ".
Las teorías han incluido hasta un centenar de sospechosos, pero Bullock sugiere que solo algunas de ellas son viables. Según ha señalado, Cutbush trabajaba en el barrio londinense de Whitechapel, donde fueron asesinadas la mayoría de las víctimas, y lo "conocía al dedillo". El hombre también "sentía odio hacia las prostitutas", lo que también confirmaría la versión, ya que las mujeres asesinadas eran prostitutas de áreas pobres.
Además, Bullock descubrió en los archivos que según los propios familiares y conocidos de Cutbush, el hombre podría estar vinculado con los asesinatos. El sospechoso se interesaba por la medicina, la cirugía y la anatomía: dibujaba imágenes de mutilaciones y mentía a las personas diciendo que trabajaba como médico. Según ha revelado el autor, el presunto delincuente alegaba que una prostituta le contagió una enfermedad. Poco después, Cutbush decidió curarse por sí mismo, pero quedó desfigurado.
Eventualmente, el hombre fue arrestado en 1891 por agredir a dos mujeres, después de lo cual la serie de asesinatos finalizó.
Según los registros médicos revelados y publicados en el diario The Independent en el 2008, Cutbush era "un joven raro, trastornado y violento", que fue diagnosticado como una enfermedad mental en 1891. En la época cuando se perpetraron los delitos, Cutbush trabajaba como recepcionista, y en 1888 "se volvió loco".

jueves, 5 de octubre de 2017

Leyenda de la doncella cierva Aldara

Se dice que hace muchos años, cuando todavía los abuelos de nuestros abuelos no habían nacido, vivía en un castillo de tierras de Cervantes (hoy de la provincia de Lugo, partido judicial de Becerreá) un señor llamado Froyás, de ya más que media edad que tenía dos hijos: el mayor, varón, tenía por nombre Egas y su hermana, Aldara.
Los dos hermanos se querían mucho, y aun cuando la tierra es muy fragosa, algunas veces iban juntos a dar un paseo a caballo.
Aldara, que era una hermosa doncella, tenía un enamorado admirador, el joven Aras, hijo del señor de otro castillo de la misma comarca, y como sus padres no se llevaban mal entre sí, parecía que el casamiento no habría de tardar mucho tiempo en efectuarse.
Pero una tarde, a la hora de la comida no apareció Aldara en su lugar habitual. Preguntó su padre por ella, y preguntó también el hermano. Nadie supo decir nada, nadie sabía dónde podría hallarse. Se registró todo el castillo de arriba abajo; pero Aldara no apareció. Al fin, un ballestero que había estado de guardia en la puerta del castillo, dijo que la vio salir, al mediar la mañana, y que le pareció que iba hacia el riachuelo que corría al pie del monte en el cual se asentaba el castillo.
Temiendo una desgracia, allá fueron padre e hijo, con escuderos y criados, a recorrer la ribera. Pero nada pudieron encontrar a pesar de sus detenidas y minuciosas pesquisas.
Enviaron entonces un mensajero al castillo de Aras. El muchacho se presentó desconsolado, acompañado de sus gentes, y todos juntos emprendieron una búsqueda general por los montes y bosques de los alrededores y por las pallozas y caseríos; pero sin obtener mejor resultado.
Después de algunos días de indagaciones inútiles, y ya dada por definitivamente perdida Aldara, pensaron que podía haber sido muerta por algún jabalí o por algún oso, o tal vez destrozada y comida por los lobos.
Transcurrió mucho tiempo; ya nadie se acordaba de Aldara, de no ser su padre y su hermano, que todavía la añoraban a pesar de considerarla muerta.
Un día Egas, andando de caza, llegó a un bosquecillo de la montaña en busca de algún urogallo. Cuando volvía hacia el castillo con una pieza colgada de la cintura, quedó sorprendido al ver una hermosa cierva blanca como el campo de la nieve que retozaba plácidamente.
Armó apresuradamente la ballesta y con certero tiro envió una flecha a la cierva que, herida de muerte, cayó derribada sobre la hierba.
Fue tan rápido el encuentro, que no pensó en que estando solo y a pie no podría llevar aquella preciosa carga. Entonces, con su cuchillo de monte cortó una de las patas delanteras de la cierva, la guardó en su zurrón y, observando bien el lugar en donde se hallaba, pensando en volver con los criados que pudieran recoger y transportar la cierva, siguió camino del castillo. Cuando llegó, contando a su padre tan extraordinaria caza, sacó del zurrón la pata de la cierva.
Ambos quedaron horrorizados: en lugar de la pata, lo que Egas halló en la bolsa fue una mano; una mano fina, blanca, suave; una mano de doncella hidalga. Y en uno de los dedos de aquella mano lucía un anillo de oro con una piedra amarilla. El anillo que llevaba Aldara.
Enseguida corrieron en loca cabalgada monte arriba, hasta el lugar donde Egas había derribado la cierva. Allí estaba, tendida en el suelo, la infortunada Aldara, con su vestido blanco en el que, junto al pecho, una gran mancha de sangre señalaba el lugar donde la flecha había herido el corazón de la joven. Y en un brazo faltábale una mano.
Aldara había sido, sin duda alguna, encantada en figura de cierva y sólo con la muerte recobró su cuerpo de doncella.
¿Qué gigante, qué mago la encantó y por qué? Jamás pudo saberse.

martes, 3 de octubre de 2017

Leyenda de la Dama del Monte Das Croas (Salcedo, Pontevedra)

En el monte "Das Croas" estaba encantada hace mucho tiempo, quizá siglos, una joven de gran belleza. Su morada era un pazo que existía en el interior del monte referido, en el cual se guardaba el tesoro del mouro o gigante que la tenía encantada. Eran muchos los que deseaban encontrar aquel tesoro, pero nadie descubría la caverna o entrada por donde se podía entrar en aquel pazo.
La dama, señora o hada encantada aparecía algunas veces a la vista de los hombres que iban por el monte antes de rayar el sol; pero tampoco nadie se le acercó jamás, porque como era cosa de encantamiento, sentían cierto recelo; así que huían de ella.
Una vez la vio un niño que conducía las ovejas de su padre, y parece ser que estaba aquella señora sentada sobre una piedra, peinándose los cabellos con un peine de oro. La hada le llamó y pidió que le diera un cordero; pero el niño no le respondió y huyó asustado. Llegó a casa y, tartamudeando por el miedo que llevaba y también por la carrera que se había dado, contó a su padre cómo había visto a la hada del monte y esta le había pedido un cordero.
Entonces, el padre dijo al muchacho que volviera al monte y le diera el cordero a aquella señora, no fuera que tomara a mal que se lo negase y después perdieran todo el rebaño o les viniese alguna otra desgracia.
El pequeño volvió entonces al monte; pero cuando llegó, ni vio las ovejas ni vio a la señora. Se echó a llorar; se dedicó luego a registrar todo el monte a ver si encontraba las ovejas y gritaba llamándolas. Después de mucho buscar, como no las encontraba, cuando se iba ya para casa, de pronto, vio delante de sí mismo al hada, que llevaba sus ovejas y esta dirigiéndose a él le dijo:
"NON TEÑAS MEDO POL-AS OVELLAS, QUE EU CHAS GUARDARÉI; MAS, VAS IRE OUTRA VEZ Â TUA CASA E DISLLE A TEU PAI QUE VEÑA, QUE TEÑO DE LLE FALAR".
(No tengas miedo por las ovejas, que yo te las guardaré; pero, ve otra vez a tu casa y dile a tu padre que venga, que tengo que hablarle).
Entonces el niño volvió junto a su padre y le dijo que el hada del monte Das Croas quería hablarle y que fuera en su busca. El padre, aunque muy receloso, fue hacia el monte pensando en lo que podría acontecerle, puesto que todo era cosa de encantamiento.
Pero la señora, cuando lo vio, le dijo que se acercara a ella sin temor alguno, que nada malo había de pasarle, sino que, por el contrario, si guardaba el secreto de lo que ella iba a decirle e hiciera lo que le ordenase, tendría muchos bienes y venturas.
El caso fue que desde entonces el hombre se hizo rico en poco tiempo, pues su hacienda aumentaba y las cosechas le producían unos rendimientos muy superiores a los de todos los demás. Se decía, que el hombre aquel era quien llevaba al monte Das Croas todo cuanto precisaba la señora encantada para su sustento, aun cuando él nada decía, ni cosa alguna respondía si le preguntaban algo que con ello se relacionase.
Un día aquel hombre enfermó; tan grave se puso, que ya no se contaba con él y todos le daban por muerto. Pero sucedió que mientras su mujer tuvo que salir de casa para atender su hacienda, sin que nadie supiera cómo, la hada del monte Das Croas le salió al paso y le preguntó cómo estaba su marido. La mujer no le respondió y como le tomó miedo; salió corriendo a todo correr. Pero cuando llegó a su casa vio con espanto a la señora junto a la cama y que su marido había mejorado de tal modo, que ya no parecía encontrarse en el grave estado de antes.
Cuando marchó la hada, la mujer preguntó a su marido cómo aquella señora había ido hasta allí y qué le había hecho para que se encontrara tan mejorado; pero él no quiso decirle nada acerca de eso. Pero tanto y tanto porfió la mujer, que al fin le contó cuanto había sucedido desde que la vio en el monte, así como los remedios que le aplicó con unas hierbas que había traído.
¡Desgraciado! Se dijo que tal vez por hablar de más quebrantando el secreto, al día siguiente apareció muerto; y parece ser que tenía todo el cuerpo como si hubieran estado apaleándole, lleno de magulladuras y cardenales.

Los secretos si no los guardas, traicionas al que te lo cuenta.

jueves, 28 de septiembre de 2017

El fantasma de Blick House Plantation

Construida en 1720, esta legendaria casa de ladrillo de Carolina del Sur (EE UU), parecía estar destinada a ser escenario de un trágico triángulo amoroso. Se cuenta que una joven muy bella llamada Amelia, llegó a la casa de ladrillo para visitar a sus parientes. Ella acababa de ser comprometida en matrimonio a un caballero de una familia prominente, pero por giros y vueltas del destino, conoció a un joven plantador de familia rica y de inmediato se enamoró. Le escribió a su prometido, informándole de que le liberaba de su compromiso, pero él se negó, y advirtió solo que se presentaría en Blick House en demanda de una explicación.
Amelia intentó explicarle que ya no lo amaba y que deseaba casarse con otra persona. El pretendiente despechado quiso hacer oídos sordos. Dejando la casa de ladrillo, montó en cólera, y gritó con ira:
"NUNCA TE CASARÁS CON ÉL. PREFIERO VERTE MUERTA".
Días de haberle dicho esto, la boda de Amelia llegó por fin, y la amenaza de muerte fue olvidada. Su tío costeó una lujosa boda de su sobrina. Un barco de vapor privado estaba esperando en su muelle para llevar a la pareja de recién casados a Charleston. Blick House se llenó de invitados y sirvientes. Se dedicaron horas en preparar una comida espléndida.
Amelia se estaba vistiendo para su boda, cuando ella escuchó una voz suave, que le llamaba por su nombre. Se acercó a una ventana abierta, y miró hacia el crepúsculo. De pronto, un tiro rompió en el aire mientras el júbilo de los invitados fue silenciado abruptamente. El novio corrió hacia el piso de arriba, atravesando desesperado entre la multitud: fue el primero en llegar a Amelia, pero ni él ni nadie podía ya ayudarla. Ella yacía muerta en el suelo, su vestido de novia blanco estaba empapado en sangre. Casi en el borde de la ventana, se veía una pequeña impresión roja, a la izquierda, cual una fotografía de la belleza asesinada, mientras caía al suelo. Y sentado allá afuera, en un enorme roble, estaba el villano, el galán olvidado, quien tras cumplir con su cometido usó su pistola sobre sí mismo: su cuerpo cayó con un ruido sordo en el suelo.
Muchos intentos se han hecho para cubrir esa extraña "fotografía de muerte", impresa en la ventana. Ninguno ha tenido éxito. La imagen escarlata continúa sangrando a través de capa tras capa de pintura oscura y gruesa puesta sobre ella. Cada año en la noche del 13 de Agosto, aniversario de la tragedia, según dice la leyenda, se pueden escuchar gritos procedentes del antiguo edificio - hoy en ruinas: el interior de la casa de ladrillo fue destruida por el fuego hace mucho tiempo, pero la fachada permanece intacta -; también los aromas de una suculenta comida pueden ser percibidos por los transeúntes y la música puede ser escuchada a través del viento.
Amelia se ve a menudo en la ventana de su piso de arriba, con su vestido de novia brillante luz de la luna, mientras que en el muelle, como las suaves olas, los motores de un inexistente barco de vapor se puede escuchar mientras se prepara para un viaje que nunca se realizó.
Así termina el relato de Amelia, el fantasma de la casa de ladrillo.