lunes, 26 de enero de 2015

Seres mitológicos - Subterráneos

CONTEMPLADOR
El contemplador es un ser monstruoso y malvado de excepcional inteligencia, muy agresivo y avaricioso.
Se le conoce como "el ojo tirano", ya que se trata de un cuerpo globular con un ojo gigante, más o menos esférico, y con unos 10 pedúnculos largos. Su cuerpo está recubierto de quitina, que le da una gran dureza y actúa casi como una armadura. Los pedúnculos también tienen ojos y están situados en la parte superior de la esfera. Tiene, además, una enorme boca con dientes afilados.
El ojo central puede lanzar un rayo antimagia que le permite bloquear cualquier tipo de magia dentro de su campo de visión. Los demás ojos tienen distintas funciones; uno puede hechizar, otro provocar sueño, transformar en piedra, mover objetos con telequinesis, lanzar un rayo desintegrador, provocar lentitud en el adversario y lanzar el "rayo de la muerte".
Si pierde un pedúnculo en combate sólo necesita una semana para que le vuelva a crecer. Estos pendúculos perdidos son muy útiles para posiciones mágicas de levitación.
Los contempladores pueden levitar y desplazarse flotando a voluntad. Esta agilidad en sus movimientos permite que puedan esquivar fácilmente otros ataques y, esto, unido a la magia de sus ojos, los convierten en seres muy poderosos.
Existe una variedad de contemplador que habita en las profundidades marinas, y que se diferencia del anterior en que tiene pinzas parecidas a las de un cangrejo. Además, cuenta con dos ojos extra que le permiten crear ilusiones para engañar a sus víctimas.

DESUELLAMENTES
Es una criatura oscura, malvada e increíblemente inhumana que se alimenta de cerebros de humanos, elfos y otros humanoides. También es conocido como Illithid o Ilícido.
Físicamente tiene la piel de color malva y de su boca salen 4 tentáculos parecidos a los de un pulpo. En el combate, usa uno o más tentáculos con los que golpea el cerebro de su adversario hasta que llega el momento en que tira de él y mata a su víctima.
Su enorme inteligencia tan solo es comparable con la de un dragón rojo o dorado. Además, sus poderes mentales convierten al desuellamentes en una de las criaturas más peligrosas del subsuelo. Este poder mental es capaz de esclavizar incluso a los seres más fuertes y poderosos.
Los desuellamentes tienen telepatía y se comunican así con las demás criaturas. Su inmenso poder mental les permite levitar, hechizar a monstruos y personas para quitarles la voluntad, proyectarse astralmente y cambiar de plano.
Su sociedad está compuesta por grupos grandes de Illithids y sus esclavos. Residen en comunidades en las que existe un "Cerebro Anciano", que no es más que un fluido cerebral procedente de los cerebros de los desuellamentes muertos. Se comunican con él mediante telepatía y éste les avisa de la presencia de intrusos.
Utilizan a los esclavos para el mantenimiento del "Cerebro Anciano".
Los desuellamentes no tienen sexo, pero son capaces de producir descendencia dos veces en su vida. La vida media de estos seres suele ser de unos 125 años.

DRIDER
Un drider es un engendro proveniente de un drow que ha sido repudiado por su diosa.
En la sociedad drow existe una gran veneración a la diosa araña, Lolth. Cuando un drow llega a un cierto grado de desarrollo, ya sea como guerrero, mago, etc..., es sometido a una prueba especial encomendada por Lolth.
Aquellos que no superan la prueba reciben una maldición de la diosa y son desterrados de su comunidad. La maldición los transforma en seres que mantienen la parte superior de drow, pero la parte inferior de su cuerpo es la de una araña gigante, normalmente de 8 patas.
Los driders conservan las mismas cualidades que tenían cuando eran drows; la capacidad de lanzar conjuros, la infravisión, el dominio del arco y, sobre todo, el hacha y la espada. Evidentemente también conservan la aversión a la luz y su odio por las criaturas de la superficie.
Son seres agresivos, rápidos y fuertes. Sus mordiscos son profundos y venenosos. El carácter del drider es muy desagradable y, puesto que no son seres especialmente sociables, es habitual verlos solos o en compañía de alguna araña.
Viven atormentando a sus víctimas, las persiguen y las acosan hasta que consiguen acorralarlas y matarlas, bien golpeando con sus patas o bien mordiéndolas. Tras la matanza, se alimentan de la sangre y de las vísceras del desafortunado contrincante.

DROW
Los drow son criaturas malvadas subterráneas descendientes de los elfos.
Al declinarse por las fuerzas del mal fueron expulsados por los elfos del bosque hacia las cuevas del subsuelo.
Físicamente, un drow es muy parecido a un elfo, sobre todo en las manos alargadas y las orejas puntiagudas. Sin embargo, el drow tiene la piel oscura y el cabello muy claro, normalmente blanco. Son bastante delgados y no muy altos. Suelen vestir de negro y usar capas élficas especiales que los hacen practicamente invisibles en su entorno.
Los drow son seres de gran inteligencia que suelen hablar varias lenguas. Además, tienen un lenguaje silencioso basado en signos que practican con sus ágiles manos. Poseen cualidades propias de la vida subterránea, como la visión infrarroja, y también habilidades élficas, como la de detectar puertas secretas gracias a su asombrosa percepción de corrientes de aire.
En su sociedad matriarcal se respetan unas normas jerárquicas muy estrictas. Siempre que hay un grupo de elfos, por pequeño que sea, hay una líder. Ésta suele ser una guerrera-maga o una guerrera-sacerdotisa. Los sacerdotes, en su mayoría, mujeres, tienen mucha importancia en la sociedad drow, y adoran a una diosa oscura llamada Lolth.
Los drow son seres malvados que siempre están en conflicto. Para sus combates portan armaduras y escudos de adamantina, y también usan dagas y espadas. Para vencerles hay que conocer su punto débil; la luz brillante.
Llevan tantos años sin ver el sol que la luz directa les resulta cegadora.
Viven en cuevas subterráneas donde han construido inmensas e impresionantes ciudades de piedra y otros minerales. Estas ciudades son refugio para criaturas malignas que habitan también en el entorno subterráneo. Sus enemigos principales son los enanos, con los que comparten hábitat.

ENANO
Los enanos son seres obstinados y orgullosos pertenecientes a una raza noble de semihumanos.
Cuenta la leyenda que Eulé, un herrero deseoso de tener hijos a los que entregar sus conocimientos, talló a siete enanos con tierra y piedra, y les dio forma de seres bajos y fuertes.
La figura del enano no ha variado mucho desde esta leyenda. Son seres con mejillas sonrosadas y de piel bronceada, robustos y musculosos, con una altura aproximada de 1,25 metros y un peso de unos 75 kilos. Su raza es muy resistente y la mayoría de los enanos viven de 350 a 450 años. Suelen llevar el pelo largo al igual que la barba y el bigote. Visten ropas en tonos tierra y de aspecto tosco. Las mujeres enanas son igual de fuertes que los hombres aunque son más raras de ver.
Son enemigos de trolls, orcos y gnomos, así como de toda criatura malvada. Han aprendido a hablar varias lenguas, entre ellas la propia y la de algunos de sus enemigos.
Suelen vivir en ciudades subterráneas y salen a la superficie en expediciones guerreras, fuertemente armados y acorazados. Pero es bajo la superficie donde un enano demuestra sus facultades desarrolladas; son capaces de distinguir la posición de su enemigo por los cambios de aire que provoca cualquier movimiento e, incluso, detectan el calor coporal de otro ser, lo que les permite esquivar al enemigo. Estas características son también desarrolladas por otros seres subterráneos como drows y driders.
Los enanos no son seres dispuestos a la magia por lo que no suelen lanzar conjuros. La naturaleza no mágica del enano le hace bastante resistente a hechizos y sortilegios, pero también le da problemas a la hora de usar algún objeto mágico.
Son conocidos por ser excelentes trabajadores de la piedra. El tallado y pulido de rocas, piedras y gemas son algunas de sus especialidades. Las ciudades de los enanos son edificios enormes excavados en la piedra que sorprenden por su excelente tallado. Estas construcciones pueden tardar cientos de años en ser terminadas.
La sociedad de los enanos está compuesta por clanes como el de los mercaderes, soldados, nobles, fabricantes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario