lunes, 27 de octubre de 2014

¿OVNIS en la Serra de Tramuntana?

Uno de los atractivos que tiene la Serra de Tramuntana es su riqueza en leyendas y misterios. Y uno de estos misterios, que cíclicamente se abre paso en la actualidad, es el relacionado con los objetos voladores no identificados, lo que popularmente se llama "OVNIS".
Así es que al valioso patrimonio natural, arqueológico, etnológico, cultural y antropológico se la Serra de Tramuntana tenemos que añadir el patrimonio OVNI.
Lo cierto es que, independientemente de que seamos más o menos crédulos, muchos expertos en el fenómeno de los OVNIS consideran que la Serra de Tramuntana es lo que ellos denominan una "zona ventana", es decir, una zona con una alta concentración de avistamientos, de testimonio de avistamientos o de posibles testimonios de avistamientos.
Conviene explicar que la "zona ventana" de la Serra de Tramuntana es la comprendida entre Deiá y Sa Calobra, y que tiene la "zona cero" alrededor del Puig Major.
Entonces, ¿es verdad que este trozo de la Serra de Tramuntana es rico en avistamientos? Si tenemos que hacer caso a la hemeroteca, lo que es innegable es que se trata de un área muy atractiva para los curiosos e interesados en este tipo de historias.
Y las historias sobre el tema son muchas y diversas. ¿Verdaderas? Eso lo tendréis que decidir cada uno de vosotros.
Desde personas que fueron secuestrados (ahora sabemos que estos secuestros se llaman "abduciones") y llevadas durante unas horas a naves espaciales de avanzadísima tecnología hasta simples visiones de luces de colores moviéndose a velocidades extraordinarias, las anécdotas son de todo tipo y con diferentes grados de credibilidad.
La base submarina de OVNIS delante de Cala Tuent es una de estas historias. No hay mucha información sobre el tema, simplemente, se dice que delante de Cala Tuent, al pie del Puig Major, y a unas cuantas millas adentro se situaría una base de OVNIS que estaría en el fondo del mar. Los testimonios son pocos y muy etéreos. Se habla de unos pescadores que en los años setenta del siglo pasado vieron salir unos objetos luminosos de dentro del mar, pero nadie conoce a estos pescadores ni se conserva ninguna documentación oficial. Algunos excursionistas también aseguran haber visto luces salir de dentro del mar. Además, cabe señalar otros "expertos" han situado la base submarina de OVNIS delante de la península se Sa Foradada, en las costas de Deiá.
La Serra de Tramuntana también tiene su rinconcito de protagonismo en el caso más famoso de la ufología en España: el caso Manises. Resumiendo, se trata de un avión que el 11 de Noviembre de 1979, después de haber salido de Son Sant Joan hacia Tenerife tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Manises (Valencia) por culpa de un objeto luminoso que se le acercaba a gran velocidad. Este hecho tuvo una gran repercusión e, incluso, un diputado socialista (el actual defensor del pueblo, Enrique Múgica) hizo una pregunta en el Congreso de los Diputados. Pues bien, la madrugada del 12 de Noviembre, un ufólogo mallorquín, Pep Climent, tomó unas fotos de unos ovnis cerca de Fornalutx. Las fotos finalmente fueron requisadas por los militares del Puig Major. ¿El OVNI fotografiado era el mismo que había hecho aterrizar un avión el día antes? Ya nunca lo sabremos y, además, investigaciones más recientes han aclarado el misterio y atribuyen los objetos luminosos que vio el comandante del avión a un efecto óptico producido por una inversión térmica y por las chimeneas de la refinería de Cartagena que se reflejaban en el cielo.
Pero el fenómeno de los OVNIS en la Serra de Tramuntana vivió su momento de gloria un años antes, en Junio de 1978. En aquella época, en Sóller había un grupo muy activo de aficionados a estos temas. Tan activo era que consiguió que cerca de 6.000 personas (según los periódicos de la época) decidieran pasar la noche del 12 al 13 de Junio en la zona comprendida entre el Mirador de les Barques y el Pla de Cúber con el objeto de entrar en contacto con unos extraterrestres que se tenían que comunicar con la humanidad precisamente aquel día al pie del Puig Major. Por lo que parece, contactos hubo pocos, por lo menos con el espacio exterior.
En la primavera de aquel año, se había estrenado en los cines de Palma la película Encuentros en la tercera fase, de Steven Spielberg. ¿Hay relación entre la operación de marketing que rodeó la película y el éxito de la movilización "cósmica"? Ya nunca lo sabremos. O sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario