lunes, 27 de octubre de 2014

Familiares mágicos de las brujas

Los familiares de las brujas son los que las ayudan en sus hazañas mágicas nocturnas, les dan ideas para realizar sus pócimas y ungüentos del terror. El familiar es el espíritu o ser del bajo astral que le proporciona enseñanzas o poderes a las brujas. Como así también estas pueden tomar la imagen de los mismos y engañar a sus espectadores distraídos.
Las Arañas: Eran buscadas para preparar brebajes principalmente las pequeñas o venenosas como la viuda negra. Su tela también era utilizada en hechizos de invisibilidad.
Los Murciélagos: Por su naturaleza nocturna se los asoció con la oscuridad y los vampiros. Partes del cuerpo del mismo se utilizaban para amarres y volver locos a los adversarios.
El Sapo: Es una fuente de recursos inagotables para preparar pócimas de la "locura", "maldiciones" e "invisibilidad". Los romanos creían que estaba asociado con la variabilidad del tiempo o que influía en el mismo. Si alguna se encariñaba con un sapo mascota, lo vestía con seda de colores brillantes y utilizaba a su vez otro sapo sacrificable para llevarlo al aquelarre ungirlo con las ceremonias solemnes de la sangre e introducir a un demonio dentro del cuerpo del sapo para que éste lo utilice como vehículo. Cuando los inquisidores las encontraban realizando este tipo de ceremonias también los echaban a los sapos a la hoguera. Pero matar uno significaba que los seres de las tormentas y los rayos te maldecirían. Existe el amuleto "cabeza de sapo" que protege contra enfermedades y picaduras de animales ponzoñosos.
El Gato Negro: El animal mágico más famoso por excelencia junto con las lechuzas. En Egipto se los veneraba y rendían culto, principalmente a la Diosa Bastet, Bast o Bastit personificaba la sanación y la fertilidad. Si alguien mataba uno era castigado con la muerte más horrible.
Las virtudes sigilosas del gato y su apariencia misteriosa, lo hicieron la compañía indispensable de brujas y el compañero ideal de Gargamel en Los Pitufos.
El color del gato es variable, hay brujos que usan los manchados o los blancos para despistar. Aunque el más requerido sigue siendo el negro.
Son tres tipos de creencias o supersticiones asociadas al gato negro:
1- Que era el mismísimo "señor de las moscas" que supervisaba las tareas de sus súbditos (brujas, brujos, hechiceros, nigromantes y el arte oscuro).
2- Que era un demonio menor que le enseñaba las artes oscuras y diabólicas a los mencionados.
3- Que ellas/os mismas/os se transformaban en gatos negros para penetrar en las casas de sus adversarios y realizar todo tipo de maldiciones y calamidades. La transformación podía hacerse 7 veces o 9 si vivías en Inglaterra.
En la época de persecución de las brujas tanto en Europa como en los EE.UU (se acuerdan de las brujas de Salem) miles de gatos fueron arrojados a las hogueras junto con sus amas. Lo que causó odio y aversión a los mismos, producto del miedo infundido en una sociedad que lo desconocido les causaba pavor. Otros en cambio no les hacían nada ya que traería a sus vidas maldiciones.
Todos estos animales sapos, lechuzas, gatos, eran utilizados para las transformaciones o como vehículos para desplazarse y buscar otros animales para realizar sus pócimas, vigilar a sus contrincantes o espiar lo que ocurría en el pueblo o ir al mismísimo aquelarre.

Fuente: leyendasdelosseresmagicos.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario