domingo, 1 de septiembre de 2013

El hombre y la mujer Libra

El hombre Libra
Su eterno sentido de la equidad, de la armonía, de lo justo, hace del hombre Libra un ser humano casi perfecto. Su vida está regida por los sentimientos más nobles y generosos. Su única ambición: amar y ser amado, aunque en el campo sexual no es precisamente el amante más idóneo.
Rodeará a su mujer de atenciones, de delicadezas, de detalles sutiles en los momentos más oportunos. Por eso enamoran fácilmente a las mujeres. Su personalidad irradia atractivo, simpatía, delicadeza y ternura.
Sin embargo, la sexualidad no es una manifestación emocional dulce, ni equilibrada, ni respetuosa. La auténtica sexualidad conlleva en sí algo de posesivo, de tiránico, de egoísta, incluso algo de violencia. Y todas esas cosas son contrarias al carácter básico del hombre Libra.
Un hombre Libra jamás intentará hacer el amor con su esposa si ella anuncia una ligera jaqueca o el cansancio natural de haber ido de compras, tampoco lo hará si ella está triste o preocupada por algún problema familiar.
Respetará siempre los sentimientos, los matices. Buscará los momentos perfectos en el estado de ánimo, el lugar más cómodo para ella, la hora menos intempestiva. No intentará saciar su propio apetito sexual si no está convencido de que su mujer lo desea también. En este sentido, sacan su parte "justa" de su personalidad Libra.
Si te quieres llevar bien con un Libra: Son bastantes vanidosos así que elógialos y valora mucho sus logros. Procura no criticarlos.

La mujer Libra
La mujer Libra mantiene sus sentimientos a resguardo y, si no lo hace, no se deja seducir fácilmente por promesas de buen sexo o una vida material de altura. Su propia estimación personal, su rechazo a sentirse poseída, provocan en ella un reflejo de rechazo, de defensa, de dignidad que se niega a ser arrollada. Y no es que pretenda sobresalir, mandar, dominar o sentirse superior. Tiene un perfecto sentido de la equiparación. Quiere tratar igual que desea ser tratada. Aspira a la unión ideal, a la relación perfecta. La búsqueda de un compañero que la pueda entender le resulta importante, pero muy dificultosa. Quiere, en definitiva, ser "la compañera" por excelencia. Dispuesta a todo, si es amada y comprendida, se sitúa conscientemente en un segundo plano respecto al hombre, que en muchas ocasiones no acabará estando a la altura de sus aspiraciones y la desilusionará inevitablemente. Igualdad es la palabra con la que a una mujer Libra le gustaría definir siempre sus relaciones de pareja.
Si te quieres llevar bien con un Libra: Son bastantes vanidosos así que elógialos y valora mucho sus logros. Procura no criticarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario