jueves, 5 de septiembre de 2013

El hombre y la mujer Acuario

El hombre Acuario
Si en términos generales el carácter de hombre Acuario es el símbolo de la libertad, de la renovación, de la imaginación, de la amistad por encima de todo, sexualmente podríamos decir que es el prototipo de la indiferencia moral y emocional. Para él, la sexualidad es divertida, placentera y un motivo más para reforzar el cariño amistoso de compañeros, entre dos individuos.
No le ata moral ni emotivamente el haber tenido relaciones sexuales con una mujer. Para él, haber tenido esa experiencia es igual que haber convivido con ella en otro tipo de actividad. De aquí su innata idea de amor libre, como perfecta compenetración entre un hombre y una mujer. De aquí también su atractivo sentido de la sexualidad, al que aspira a convertir en algo apasionante por placentero y liberador de tabúes. El amor sexual con un hombre Acuario no será nunca profundo, desgarrado ni trágico y será pasional en cuanto al despertar del placer físico, tanto el suyo como el de su compañera.
Acuario disfruta de la emotividad que le proporciona el poder charlar con su compañera de temas sociales o intelectuales, pero estando ambos desnudos, sin barreras morales que les obliguen a una actitud recelosa, o a un comportamiento de represión de emociones. Teniendo tal concepto de la intimidad hombre-mujer, es fácil comprender que su actitud sexual es muy sincera, muy extrovertida y muy imaginativa. Buscará con ahínco lo nuevo, lo rechazado, lo que otros pongan en entredicho, para demostrar su obsesiva idea de la libertad.
El hombre de este signo difícilmente renuncia a sus principios. Su convencimiento de que la vida "tiene que ser así" es tan grande que no concibe otra cosa.
Para llevarse bien con un Acuario no los critiques y ayúdalos en sus objetivos.

La mujer Acuario
Es inconformista e independiente. Al igual que el hombre prefiere relaciones basadas en la libertad recíproca que no la involucren sentimentalmente. Tienda más hacia la vida comunitaria que hacia la pareja o la familia. Por eso, nos encontramos ante la amante perfecta para un hombre casado. Por dos motivos fundamentales: primero, porque ella, en su percepción de la libertad, en su rechazo a los lazos legalmente establecidos y en su desprecio por las tragedias emocionales, se siente especialmente atraída por ellos, ya que pueden mantener unas relaciones revolucionarias en cuanto a la moral social, plenas, puesto que el hombre casado que se busca una amante suele ser por frustración sexual con su esposa. Es amante, divertida y alegre, acepta de forma plena su sexualidad y nunca le planteará a un hombre problemas de conciencia, ni le exigirá que deje a su mujer por ella, ni le amenazará con armarle escándalos molestos.
Su espíritu rebelde, mezclado con su inagotable sexualidad, hace que un gran porcentaje de las Acuario sean muy promiscuas y aventureras en el sexo y el amor.
Para llevarse bien con un Acuario no los critiques y ayúdalos con sus objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario