domingo, 26 de agosto de 2012

Terror en la casa abandonada

Hola Manu te escribo porque me gusta mucho tu blog y me gustan las historias que pones. Te mando esta historia verídica que nos pasó a unas amigas y a mi.

Hace un mes (mas o menos) nos reunimos en casa de una amiga para hacer la fiesta del pijama, una de ellas propuso ver por Internet, un programa que se llama "Buscadores de fantasmas", es un programa que está bastante bien. Entonces yo propuse de ir a hacer unas psicofonías a una casa abandonada que hay a un par de calles de mi casa.
Al principio todas o casi todas no estaban muy por la labor, pero terminé convenciéndolas, cogimos una grabadora digital que me regalaron por mi cumpleaños y fuimos a la casa conocida por "La casa de los fantasmas". Cuando estuvimos frente a la entrada de la casa, la puerta se abrió muy lentamente, como dándonos la bienvenida, nos miramos unas a otras y mi amiga dijo: - Eso habrá sido por el viento.- Cosa lógica si no fuera por que no se movía ni una brizna de aire.
Entramos muy despacio, todas agarradas unas a otras, estaba todo oscuro y polvoriento, había basura por todo e incluso alguna que otra rata.
Subimos la escalera a la planta de arriba, cuando de pronto una de mis amigas dijo: -¡Silencio! ¿No escucháis pasos subiendo la escalera?- Todas pusimos atención y efectivamente, se escuchaban con claridad como si alguien subiera la escalera con nosotras, pero estábamos solas, no había nadie mas en aquella casa.
Llegamos a lo que parecía un dormitorio, la verdad es que aquella estancia era bastante lúgubre. Nos sentamos en el suelo a oscuras y dije de poner la grabadora a grabar, hacíamos por turnos una pregunta y esperábamos unos 10 segundos antes de hacer la siguiente pregunta.
Cuando íbamos por la segunda pregunta (eramos cuatro) se escuchó con claridad un suspiro dentro de aquella habitación. Hicimos como que no habíamos escuchado nada y seguimos preguntando.
A la última pregunta (que la hice yo) escuchamos todas una voz contestar a la pregunta.
Mi pregunta fue: - ¿Quieres algo de nosotras?- Cuando no sabemos de donde se escucho una voz ronca y como lejana contestando: - Si, te quiero a ti. - Al escuchar aquello cogimos la grabadora y echamos a correr.
Cuando llegamos a casa nos dispusimos a escuchar si se había grabado algo, cual fue nuestra sorpresa que todas nuestras preguntas fueron contestadas, a la vez que algo mas.
Esto fue lo que se grabó:
- ¿Hay alguien aquí?- 
- Si, estoy junto a ti. -
- ¿Necesitas algo?- 
- Tu vida. -
- ¿Como te llamas?- 
- No te lo voy a decir. -
- ¿Quieres algo de nosotras? - 
- Si, a ti. - 
Tras escuchar todo aquello no pudimos dormir en toda la noche, y eso no es todo, desde aquel día a mis amigas y a mi nos persigue algo (lo sentimos), todas vemos lo mismo, una sombra oscura que en la noche parece como si nos cogiera del cuello y no nos deja respirar.

Muchas gracias por tu atención Manu, te rogaría que no pusieras mi nombre. GRACIAS!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario