viernes, 15 de septiembre de 2017

El caso de Emanuela Orlandi

La Santa Sede cuenta en su interior con una gran variedad de misterios, que hoy en día aún siguen sin respuesta, uno de ellos es el extraño caso de Emanuela Orlandi, ella fue una joven que residió en las instalaciones de la ciudad del vaticano, pero que al cumplir 15 años generó un misterio que hasta la fecha actual sigue sin ser resuelto. Y queda entonces como una de las manchas dejadas por los crímenes de la iglesia católica, uno de los más oscuros secretos del Vaticano.
El 22 de Junio de 1983 esta chica Emanuela salió de su casa para ir a tomar una clase en el conservatorio y momentos más tarde llamó a su hermana por teléfono para decirle que había recibido una oferta para trabajar en un desfile de modas y diciéndole que volvería enseguida a su casa. Ese fue el último día que se supo de Emanuela porque desde entonces se perdió su rastro por completo.

Entonces se comenzó a generar uno de los más grandes e impactantes casos de secuestrados relacionado con la iglesia católica, pues no solo era el caso de una muchacha que residía en el Vaticano sino que era hija de un empleado que trabajaba en esa ciudad, era un maestro que impartía clases en la Santa Sede, por lo que este caso entonces tuvo aún más relevancia no solo en Italia sino en el extranjero al punto de llegar a motivar intervenciones del Papa Juan Pablo II.
Al principio todo apuntaba a una desaparición de una adolescente, lo cual no pintaba como un hecho tan grave, pero luego de un tiempo las cosas se empezaron a tornar oscuras, muy oscuras, pues no era un caso aislado, un año antes de los sucesos una joven quinceañera también había desaparecido en condiciones similares a las de Orlandi y quedando este caso también sin solución, generando más preguntas que respuestas.

Algunas personas dicen haber visto a Emanuela en una parada de autobús donde posteriormente abordaría un coche BMW de color negro, incluso un cardenal dice que ella entró al Vaticano más tarde y saldría en un coche de estas mismas características, para luego desaparecer. Luego este caso fue quedando poco a poco en el olvido, pero fue revivido cuando el atentado contra Juan Pablo II, donde Alí Aka autor del atentado aseguró luego que Emanuela estaba viva y escondida en Turquía donde incluso se había casado, pero esta declaración solo dejaba más preguntas.
En 2005 se vuelve a saber del caso pero de una forma más precisa Sabrina Minardi quien fuera amante del capo de la Mafia Enrico de Pedis afirmaba que él habría sido el autor del secuestro de Orlandi, 4 años después de esta declaración Sabrina seguía sosteniendo su versión asegurando incluso que ella habría sido la encargada de introducir a Emanuela en el coche y llevarla hasta donde le pidió su amante para convertirla en esclava.

Todo tendría relación directa con el capo de la mafia Enrico de Padis y algunos funcionarios del Vaticano pues al parecer el secuestro fue ordenado por Paul Casimir, presidente del banco del Vaticano pues según lo que declara Sabrina, el padre de Emanuela habría estado en contacto con papeles que resultaría muy poco convenientes que se conociera su contenido para la iglesia y el secuestro fue decisión final para arreglar algunos juegos de poder.
El Vaticano protegió al Arzobispo Casimir de ir a la cárcel pues alegó inmunidad diplomática protegiéndolo así frente a diversas investigaciones. Sin embargo hay algo más allí, todas las niñas desaparecidas tenían algo en común con el caso Orlandi, todas querían ser modelos.
En 2012 sucedió algo más que te va a dejar pensando, el 24 de Mayo sale a la luz una nueva declaración, proveniente de la misma iglesia, el padre Gabriele Amorth quien declaró que Emanuela Orlandi había estado todo ese tiempo en el Vaticano siendo usada como esclava sexual en un sin número de orgías. Un final lamentable pero que aún no ha podido ser probado pues su conclusión reposa en los más profundos secretos del Vaticano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario