martes, 28 de marzo de 2017

La casa encantada de Almeria

La existencia de fenómenos paranormales en la actualidad son más frecuentes de lo que se pensaba. Las historias o relatos de casas embrujadas, e incluso castillos encantados forma parte de nuestro entorno. Historias de brujas, hadas, duendes y fantasmas envueltos con una sábana, y en su invisible pie, una cadena de preso con bola incluida recorriendo los pasillos fantasmales.
Historias de fantasmas que llevan ocurriendo desde antaño, con muchos siglos de antigüedad inimaginables. Antiquísimas historias repletas de terror, que incluso llegan a provocar auténtica lástima hacia aquellas Almas errantes en pena, que pasean sin rumbo con los ojos desencajados repletos de amargura.
Historias negadas, que incluso han causado burla entre multitud de personas, que los han considerado como verdaderos cuentos para causar estupor y espanto. Uno de esos fantasmales relatos reales, que han causado verdadera curiosidad, atrayendo a cientos de investigadores es la casa embrujada de Almeria.

En el año 1875, fue construida justamente en la calle del hospital, una impresionante vivienda de 2 plantas, majestuosa y grandiosa por sí misma. Esta casa a día de hoy se mantiene en pie, a pesar de los años que ya han transcurrido, al igual que sus historias fantasmales, que aún recorren sus pasillos.
La historia comienza incluso de forma terrorífica. Una vez construida aquella grandiosa vivienda, los dueños de la misma ilusionados decidieron trasladarse a la finca, aunque la felicidad no duró tanto, porque en un espacio de pocos días tuvieron que abandonarla, decidiendo alquilarla a otra familia. ¿Qué ocurrió allí?

Muy pronto las historias de fantasmas pesaban sobre aquella vivienda. Entre las personas que habitaban la zona se rumoreaba que estaba encantada, y que allí acontecían numerosos fenómenos paranormales. Tan pronto como saltó la noticia, los dueños de la finca y la casa desmintieron tal suceso estremecedor.
La casa encantada de Almeria, poseía extrañas coincidencias, que incluso hacían que las historias fantasmales cobraran más fuerza aún. Esta vivienda lindaba en su parte posterior con el cementerio antiguo perteneciente a la Catedral de la ciudad, hizo que aquella vivienda estuviera encantada y habitada por fantasmales presencias sobrenaturales.
Como era normal, los meses trascurrieron sin que nadie quisiera habitar, y menos aún, alquilar aquella misteriosa vivienda encantada. Pero, el destino jugó un papel importante, e hizo que el director de una importante compañía belga, dedicada a la explotación de minas de hierro, alquilase la vivienda para instalar las oficinas de dicha empresa.

Transcurridos los días, y una vez instalados allí, todo el equipo de trabajo de la compañía minera, comenzaron los primeros sucesos paranormales. Los trabajadores, una mañana, entraron en la instalación a comenzar su mañana matutina de trabajo, y quedaron todos boquiabiertos al poder comprobar que los tinteros estaban volcados encima de las mesas, y la tinta de encontraba esparcida por toda la zona. Sin embargo, nadie dio importancia a este hecho.
Para sorpresa de todos, el incidente volvió a repetirse, incluso cuando los tinteros habían sido guardados a consciencia en el interior de los cajones, cerrados con llave. A oídos del gerente de la empresa llegó la historia de que aquellas oficinas estaban construidas en un lugar encantado.

Éste indignado al no ser creyente de ningún tipo de historia fantasmal, para acallar los rumores del resto de trabajadores, decidió quedarse con 3 de los mejores empleados que poseía una noche allí.
Una vez allí, todos juntos, pudieron comprobar que nada extraño sucedió durante horas. La noche dentro de las oficinas trascurrió de manera totalmente normal, pero inesperadamente, al sonar el reloj de la catedral a las 12 en punto, en la primera campanada, los muebles comenzaron a crujir estrepitosamente, y los tinteros comenzaron a volcarse de manera brusca derramando la tinta que contenía en su interior.
Asustados y realmente atemorizados, el director de aquella empresa de minería belga, y sus 3 empleados de confianza, salieron estrepitosamente al exterior de la vivienda.
En un intento de esclarecer aquel hecho sobrenatural pusieron el caso en manos de las autoridades policiales pertinentes, donde testificaron con veracidad todo lo acontecido dentro de aquellas oficinas embrujadas, dejando plasmado en un informe aquel fenómeno sobrecogedor y repleto de misterio.
Inmediatamente, la autoridad policial puso en conocimiento de las autoridades eclesiásticas pertinentes este escabroso caso paranormal, con grandes matices de terror sobrenatural.
Como era norma, en esta aterradora situación, el equipo de trabajo belga, abandonó la casa al día siguiente, en cuanto la luz del sol apareció de nuevo.
Finalmente, en cuanto desalojaron las oficinas, la iglesia practicó un exorcismo en la vivienda. Desde entonces, la casa encantada de Almeria sigue sin estar habitada, nadie ha querido alquilar, y menos aún permanecer ahí.
Una historia fantasmal acontecida en una tierra repleta de misterio: ANDALUCÍA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario