lunes, 6 de junio de 2016

El Arca de Noé y su descubrimiento

Pues bien, aquí está la verdad oculta del Arca de Noé.
¿Es verdad que fue encontrada el Arca de Noé?
¿Qué nos dice la Biblia sobre el Arca de Noé?

"Y reposó el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los montes de Ararat. Y las aguas fueron decreciendo hasta el mes décimo; en el décimo, al primero del mes, se descubrieron las cimas de los montes. Génesis 8:4-5"

La Biblia nos muestra en donde reposó el Arca de Noé, pero no dice específicamente en que parte del Monte Ararat quedó ubicada.
Cuando leemos en la Biblia que hubo un diluvio universal, muchas personas quedan en duda, si ocurrió o no ese diluvio que menciona la Biblia, pero cuando vemos pruebas científicas, vemos con claridad que la palabra de Dios es más real de lo que muchas personas imaginan.
¿Cómo descubrieron el Arca de Noé?
Durante el año 1959, un fotógrafo turco volaba en un avión por las montañas del Monte Ararat, y de pronto fotografió un objeto que tenía la apariencia de un barco. Después de ofrecer las imágenes stéreo (nombre tecnológico de la época) a varios científicos del Instituto llamado "The Geodetic" Institute of Turkey" no podían creer lo que sus ojos estaban viendo en ese momento.

Un estadounidense llamado Dr. Brandenburger de la Universidad Estatal de Ohio, recibió las fotografías para estudiarlas, ya que el Dr. Brandenburger era reconocido por su talento en Fotogrametría, ya que era un experto para las fuerzas armadas de los EE.UU. Él fue la persona que descubrió varios misiles cubanos durante el gobierno de Kennedy.
El Dr. Brandenburger, se dedicó a estudiar las imágenes y dijo: "No cabe duda que se trata de un barco sobre la montaña", esta frase fue la que despertó el misterio en varios científicos y fue entonces cuando iniciaron las investigaciones para saber que tipo de barco, había posado sobre la montaña Ararat.
Aunque se había encontrado el Arca de Noé, muchos decidieron no invertir dinero en este descubrimiento. Un hombre llamado Ront Wyatt (un arqueólogo aficionado) vio una noticia sobre el hallazgo en la revista LIFE y fue entonces cuando decidió ir al lugar de los hechos en 1977. Este interés fue despertado, porque él decidió que toda la estructura encontrada, merecía ser investigada con profundidad, para determinar si en realidad se trataba del Arca de Noé como muchos suponían.
Cuando el arqueólogo decide iniciar los estudios, se lleva la sorpresa que el barco se encuentra a 6.300 metros sobre el nivel del mar, pero lo increíble de todo es que el mar más cercano se encuentra a 200 millas del lugar. Después de investigar el por qué está el barco en ese lugar, comienza a tomar las medidas para saber que medidas tiene el barco. Después de tomar las medidas, el hombre se da cuenta que coinciden con las medidas que la Biblia describió en "Gen. 6:15 Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura y de treinta codos su altura".
El arqueólogo queda maravillado por que las medidas son casi exactas, entonces decide llevar un radar de alta tecnología para medir de mejor forma la estructura. Cuando hicieron el experimento las medidas no eran exactas, pero esto se debió a que el tiempo que tenía el Arca de Noé de estar en la montaña, había arruinado los bordes que marcaban las medidas originales del arca.
Aunque parecía que el descubrimiento marchaba bastante bien, resultó que el arqueólogo encontró en los alrededores del Arca de Noé, pelo de color rojo y excremento de animales, esto demostró que no se trataba de un barco corriente.
Le hicieron varias pruebas a los restos de madera que se encontraban allí, y se descubrió que el arca fue cubierta por resina (Brea), con el cual Noé logró cubrir los agujeros que podrían causar que el agua penetrara la madera del arca.
Otra de las pruebas encontradas, fue que alrededor del arca, hay una cantidad de anclas que pertenecen al arca, ya que la teoría supone que Noé lanzó varias anclas de piedra en las aguas, para que el arca se estabilizara y pudiera quedar estática, mientras las aguas bajaban.
El Arca de Noé es un descubrimiento hermoso, ya que afirma la verdad descrita en la Biblia y la veracidad de un diluvio en el mundo. Las pruebas fueron hechas y hasta hoy en día hay muchos canales seculares que muestran este testimonio; que existe un arca en el Monte Ararat, tal como lo describió la Biblia.
Uno de los descubrimientos que asegura la veracidad del arca, es que alrededor de ella se encuentra un valle llamado "The Valley of Eight" que traducido quiere decir: "El Valle de los Ocho" en alusión a los ocho tripulantes que viajaban en el arca, Noé, su esposa, sus tres hijos y las tres esposas de los hijos.
Allí mismo hay otro lugar que se llama "Where the Oars were Reserved" que traducido quiere decir: "cuando los remos fueron invertidos", esto quiere decir que aun hay evidencia que Noé estuvo presente en ese lugar.
Con este descubrimiento, estamos más que seguros que la palabra de Dios no puede ser una mentira, ya que la misma ciencia ha demostrado que hay evidencia y hallazgos que realmente son bíblicos. Con esto queda demostrado que todo lo que la Biblia dice y está por acontecer tendrá que cumplirse inminentemente.
Así que prerárate, porque la Biblia nos advierte en los últimos tiempos con éste texto bíblico: que se encuentra en Mateo 24:37-39.

No hay comentarios:

Publicar un comentario