martes, 31 de mayo de 2016

¿Existen las sirenas? ¿Mito o realidad?

Mientras los rudos piratas navegaban las aguas de los siete mares y sus aventuras llegaban a los oídos de los habitantes de los sitios más escondidos del mundo, ellos enloquecían de amor por unas figuras extrañas que se acercaban a sus barcos para encantarlos con sus armoniosas y dulces voces. Sin saberlo, ellos caían en su hechizo malvado, sin escapatoria ni esperanzas de liberarse de su prisión. Las sirenas, esas preciosas mujeres con cola de pez, se convirtieron en el terror de los dueños del mar y en una de las leyendas más grandes de la historia.
Pero, ¿cuando surgió la leyenda sobre la existencia de las sirenas? De acuerdo a los antiguos griegos, las sirenas eran pájaros con rostro de mujer que sobrevolaban las costas de Sorrento, en Italia.
Fue en Medio Oriente donde surgió la trágica historia que dio origen a las sirenas. ¿Cómo fue? Así: Cuando Derceto ofendió a Venus, la diosa del amor, esta hizo que se enamorara de un pastor. Del amor entre la mujer y él, nació una niña, Seminaris, pero el castigo de la diosa fue que este amor se terminara por completo luego de que ella naciera. Derceto, destrozada del dolor, decidió meterse al mar y fue allí cuando los dioses decidieron convertirla en sirena para evitar su muerte.
Estos misteriosos y encantadores seres mitológicos, fueron llevados al cine e interpretados de muchas maneras diferentes. Desde la dulce Ariel de La Sirenita, hasta las malvadas y traicioneras de Piratas del Caribe, Harry Potter y el Cáliz de Fuego, también la peli Mi mamá es una Sirena, la serie H2O Sirenas y la famosa Splash.
Hay que admitir que le dan un toque muy especial a las películas y sin duda se han convertido en personajes centrales de muchas historias cinematográficas, pero... ¿Existen las sirenas? ¿Son solo parte de la mitología? ¿Se extinguieron?

¿QUE DICE LA CIENCIA?

La administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) lanzó un comunicado en el cual afirmó: "No se han encontrado nunca evidencias de la existencia de estos humanoides acuáticos".
Este anuncio debió hacerse dos años atrás, luego de que un documental del canal Animal Planet se convirtiera en un éxito tan grande que muchos estadounidenses comenzaran a creer que su existencia era totalmente real.
En el documental, se lo puede ver a Paul Robertson, ex empleado de la NOAA, y a su equipo, investigando distintas teorías sobre las sirenas e incluso en un momento se podía ver un vídeo de una de ellas entrando al mar.
Como el canal quiso conseguir que se viera como algo totalmente real, lo hicieron en formato documental. "Queríamos que las personas se acercasen a la historia con un sentido de posibilidad y asombro", explicó Charlie Foley, productor ejecutivo del show. El público se asombró tanto que no leyó la advertencia que indicaba que era un documental de ficción, basado en puras teorías que nadie había comprobado.
Claro está que más de uno planteó que la afirmación de la NOAA era una mentira para cubrir el hecho de que ellos estaban investigados a verdaderas sirenas en sus estudios. Además, en el comunicado que emitieron, incluyeron una pregunta que dejó la puerta abierta a nuevas investigaciones sobre el tema: "¿Por qué, entonces, ocupan el inconsciente colectivo de casi todos los pueblos marineros? Esa es una pregunta es mejor dejar a los historiadores, filósofos y antropólogos".

CREER O REVENTAR

Más allá de que la ciencia afirma que las sirenas no existen, o que al menos no hay una prueba real de que alguna vez lo hayan hecho, hay muchos que están completamente seguros de que son reales e incluso afirman que las han visto.
En Egipto hay una cueva con pinturas rupestres en las que se puede ver personas con cola de pez, incluso algunas con lanzas y redes.
Pero más allá de estos antiguos dibujos, las historias más fuertes llegan de la mano de los marineros y piratas, que han asegurado que al encontrar grandes animales como tiburones y ballenas, estos tenían extrañas heridas de lanzas y arpones. Incluso estos mismos marineros consiguieron encontrar ejemplares de las misteriosas lanzas que los hirieron.
Otra vieja historia que afirma su existencia, es la de la sirena de Dinamarca. Allí, una hermosa estatua tallada a mano en la Bahía del Puerto de Copenhague es el símbolo de la leyenda danesa que cuenta que estas malvadas criaturas embrujaban a los pescadores y marineros de la zona, pero esta famosa sirenita, muy al estilo Ariel, habría abandonado su inmortalidad en los mares, para convertirse en una mujer y poder vivir plenamente el amor junto a su amado humano. ¡¡Muy tierno!!
Si existen o no es un misterio, hasta el momento, indescifrable. Pero estos seres mágicos nos llevan a un mundo lleno de sueños y fantasías en el cual la imaginación no encuentra límites. ¿Serán reales? ¿Serán solo una historia antigua? Muchas preguntas quedan abiertas y solo nos queda creer y esperar que lo sean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario