domingo, 5 de octubre de 2014

Fenómenos extraños en un centro de salud de Córdoba

El centro de salud Carlos Castilla del Pino, construido sobre el solar de la antigua residencia Noreña e inaugurado en verano de 2013, es hoy una instalación sanitaria a la que se le tiene miedo. En  torno a una decena de sus empleados aseguran haber presenciado algún fenómeno extraño, de esos que se llaman paranormales. Coinciden en la misma niña y anciana "fantasmas" que deambulan por los pasillos y hasta sollozan en busca de ayuda. Éste es parte del resultado de una primera investigación realizada por un equipo compuesto por José Luis Hermida, catedrático y experto en Parapsicología; Francisco Gallardo, psicólogo; José Ortiz, experto en la materia. Hermida y Ortiz han seguido casos paranormales desde hace cuatro décadas y afirman que nunca han abordado uno "de este calado" en Córdoba.
David técnico de mantenimiento del Castilla del Pino, es uno de los trabajadores que dan a conocer la experiencia vivida al equipo de investigadores. Mientras se encontraba haciendo una prueba de legionela, le pareció oí murmullos muy cerca de donde se encontraba. Caminó hacia el lugar de donde procedían los ruidos. Descorrió una cortina y se encontró a una niña ataviada con un camisón. David, sorprendido, salió corriendo en busca de sus compañeros, pero cuando volvió ya no se encontraba "la fantasma".
La presencia de la niña ha vuelto a repetirse en varias ocasiones más. Todos los que dicen haberla visto la describen del mismo modo y coinciden en que cuando se acercan les grita "sácame de aquí".
A tenor de los testimonios recabados, el personal dice haber visto una anciana que espera su turno en una consulta cuando ya ha concluido la jornada en el centro de salud. Quienes aseguran haberla encontrado en el antiguo hospital apuntan que desaparece cuando tratan de acercarse.
Hermida, refrenado por Paco, otro trabajador sanitario, enumera algunas de las "rarezas" que se han registrado en los últimos meses. Grifos que se abren solos en la zona de quirófanos, portazos en instalaciones de seguridad, disfunción en cierres sellados - normalmente, a una hora concreta de la madrugada- y corrientes de aire. "En éste hospital ocurren cosas extrañas", afirma.
¿Qué credibilidad tienen estos testimonios? Gallardo contesta que "toda la del mundo". Alude a la coincidencia de experiencias que dicen haber vivido y recuerda las palabras de una de las empleadas que han prestado su testimonio. Vi eso y a mí no me puede decir nadie lo contrario. Me da igual que me digan que estoy tonta", se dijo ante el psicólogo y profesor en Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario