martes, 7 de junio de 2011

Ruidos Submarinos en Mallorca


En el verano del 2002 prácticamente todos los medios de comunicación del país se hicieron eco de la noticia que nos llegaba desde las Islas Baleares.

Muchos pescadores, lugareños y turistas comenzaron a alarmarse por la inesperada aparición de unos enigmáticos sonidos metálicos submarinos, que se escuchaban, principalmente en las 50 millas que separan las Islas de Dragonera y Mallorca. El insólito ruido que, según los testigos, era similar al que haría un enorme tubo metálico que cayera al suelo, se repetía con una frecuencia de entre seis y siete minutos y se oía perfectamente bajo el mar, variando de intensidad en función de la profundidad, pero también, se podía escuchar en la superficie en los días de calma. Pep Amengual triple campeón mundial de pesca submarina, aseguraba en los primeros días del inquietante fenómeno que: “es un misterio. Todos lo oyen. Hay días que se nota más cerca, mientras que otros días parece provenir de más lejos, pero siempre es un ruido molesto”. Para este experimentado buceador no se trataría de un sonido convencional y lo refiere como el sonido de los antiguos trenes de vapor. “Estamos seguros que no son barcos o lanchas” concluye Amengual. ¿Que era aquel ruido? Tomeu Salas, presidente del comité de pesca de la Federación Balear de Pesca Submarina, lo describía a la prensa como un ruido “sistemático y apagado” que jamás antes había escuchado.

Otros testigos directos, como el pescador Toni Carbonell lo cuenta de la siguiente forma: “Suena como si un tubo metálico gigantesco cayese al suelo. Este ruido se repite cada minuto, más o menos, y entre estos sonidos, se oye algo parecido a un brrrrr. Se oye en toda la Costa Nord, en la zona que da hacia la Península”. Su hermano, Pere Carbonell, campeón de España de pesca submarina, también ha escuchado los “chirridos” confirmando la rareza del mismo: “un sonido como de un golpe metálico, y después otro que parece como si se estuviera perforando algo”.

Aparecieron las primeras hipótesis que no convencieron a muchos...

Todas las sospechas sobre la procedencia de este inusual y extraño sonido apuntaban hacia las prospecciones petrolíferas de REPSOL en Tarragona, pero la empresa lo negó alegando que “allí no se escucha ningún ruido y que además, la distancia hasta Mallorca es demasiado grande”. Juan Miquel Batle, ingeniero y especialista en acústica marina del Centro Oceanográfico de Baleares, convalidó dicha hipótesis al comentar que si se tratara de un trabajo submarino a gran escala, el ruido llegaría hasta las costas catalanas. “Nunca jamás en los 27 años que llevo estudiando y leyendo ecogramas, que son como ecografías del fondo marino, he encontrado un fenómeno anormal sin explicación, ya que siempre ha habido una aclaración lógica y científica aunque haya tardado un tiempo en encontrarla” concluye Batle.
Por su parte el Centro de Investigaciones y Actividades Subacuáticas (CIAS) de Palma, constató que sólo los peces “castañuela” parecen percibir el ruido, puesto que son los únicos que se dispersan ante él, aunque los pescadores afirman que otras especies de peces estaban siendo afectados de distinta manera por el sonido.

Francisco Molina del CIAS, comentó que “el ruido es como un golpe seco, como si una ola rompiera contra un muro o una cavidad haciendo un sonido sordo”. También, desde diversos estamentos públicos, ante la alarma social que provocaron las noticias difundidas, descartaron que dichos ruidos estuvieran producidos por submarinos que navegan clandestinamente por la zona.


Recogida del libro: "Hadas y Duendes; Misterios en Córdoba, Islas Baleares y el Mundo" de Manuel M. Pedregosa

3 comentarios:

  1. Hola que tal Manuel me gustaría que pudieses ponerte en contacto conmigo para hablar del tema. Saludos y gracias.

    ResponderEliminar