viernes, 18 de marzo de 2011

Las Tres Señoras


Hola Manu, te voy a contar una historia que pasó hace ya un tiempo, esa historia la tengo grabada a fuego en mi mente por el motivo que ahora podrás comprobar.

Un día estando en la floristería donde trabajaba hace unos años, entraron tres señoras para que les hiciera un centro funerario, las tres tenían una cara con bastante tristeza, y una de ellas no decía nada, solo miraba, me miraba para ser mas exactos, al ver que no decía nada y tenía cara de cansada, me dirigí a ella y le ofrecí si se quería sentar para descansar. Las otras dos señoras me miraron con cara de asombro y una de ellas, apoyó sus manos sobre el mostrador y me dijo: - Perdone joven, pero ¿con quien habla usted? - Yo sonreí y dije: - Pues con la señora que hay detrás de ustedes, - pero cuando dirigí la mirada hacia donde estaba aquella señora pero allí no había nadie. Tras ver la cara de incertidumbre de aquellas señoras, cambié enseguida de tema, y les pedí si tenían una foto de la persona fallecida para añadirla al centro funerario. Cual fue mi sorpresa al ver que la persona de la foto era la persona fallecida, (hermana de las señoras).
No dije nada, tan solo les dije que si podían volver dentro de una hora que ya tendría el centro terminado. Así que me dispuse a hacer el centro, cuando de repente sentí un escalofrío que me recorría toda la espalda, me giré y allí estaba la señora difunta. Me miró, me sonrió y me dió las gracias, acto y seguido se desvaneció.

Lo mas curioso es que no sentí ningún miedo, sino unas ganas de llorar terribles, las cuales reprimí delante de aquellas señoras. Fue una experiencia extraña, pero a la misma vez se me hizo cotidiana.

"Una Historia de Luis"

No hay comentarios:

Publicar un comentario