lunes, 28 de marzo de 2011

El Extraño Ser


Era de noche, me encontraba dormido cuando desperté por un extraño ruido proveniente de afuera, mire por la ventana pensando que había sido mi perro, pero el se encontraba durmiendo.

Me di la vuelta y me acosté, me estaba quedando dormido cuando volví a escuchar el mismo ruido, pero esta vez provenía de mi misma pieza, doy la vuelta para ver que era… en ese momento veo un pequeño ser sentado al lado de mi silla jugando con unas extrañas luces, lo que me asustó de eso fue que el pequeño ser tenia su cara deformada como si la tuviera quemada, sus ojos eran pequeños y de color amarrillo, tenia una diabólica sonrisa como sacada de una película de terror. Se encontraba vestido con una ropa de color café oscuro.

Yo no lo podía creer… ¿que era eso? Me preguntaba, el ser empezó a mover las esferas de luces mas rápido alrededor de su cuerpo… me observaba detenidamente, quise gritar pero no podía…algo me lo impedía, como si me apretaran fuerte el cuello.

El ser me miraba fijamente como esperando una reacción de mi, traté de moverme pero era inútil, seguía acostado en mi cama… logré juntar fuerzas para gritar y cuando lo logré la criatura me miró, se notaba molesta por mi reacción… se levantó con la mirada fija en mi, se dio la vuelta y corrió atravesando el muro pero dejando sus esferas de luces atrás que luego de dar varias vueltas atravesaron mi techo. Cuando justo en ese momento llegan mis padres y me preguntaron por que había gritado, sabia que no me creerían, solo les dije que fue una horrible pesadilla.

Una historia enviada por Juan Colomer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario