sábado, 8 de noviembre de 2014

Hollywood Paranormal

Si hablamos de los fantasmas de Hollywood seguramente pensarán que hay muchos, vivitos y coleando con todo su desparpajo. Pero aquí se trata de referirnos a los clásicos, a aquellas viejas glorias o actores y actrices no tan conocidos que a pesar de haber fallecido hace años siguen apareciéndoseles de vez en cuando a los vivos.
Manifestaciones ectoplásmicas, casa y locales con infestaciones (impregnación previa del lugar por personas, sonidos y sucesos ocurridos anteriormente) o también la imaginación popular que se resiste a que sus ídolos les hayan dejado como el resto de los mortales.
Elvis Presley, Marilyn Monroe, Mary Pickford, la rubia platino Jean Harlow, el mago Harry Houdini... todos parecen tener a su fantasma deambulando. Y en EEUU, que saben sacar tajada de cualquier evento, incluso han elaborado sus peculiares guías y rutas por sitios encantados, como el The Hollywood Roosevelt Hotel o The "Ozzie and Harriet" Nelson House. Ésta es una selección de algunos de los casos más comentados. ¡Bienvenidos al Hollywood sobrenatural!

RODOLFO VALENTINO (1895 - 1926)
El primer latin lover que causó estragos gracias al cine. Su impacto fue de tal magnitud que a su entierro acudieron millares de fans. Su muerte no sólo fue llorada, también provocó incluso el suicidio de algunas de sus admiradoras. Pero antes, junto a su segunda esposa, la bailarina Natacha Rambova, había desarrollado una pasión desmesurada hacia las sesiones espiritistas. Fallecido a causa de una peritonitis a los 31 años, según contó su ex, Natacha Rambova, se le manifestó varias veces para enviar mensajes con los que mitigar el desconsuelo de sus fans. También hay quien dice haberle visto en el baño y en el establo de su antigua casa de Falcon Lair.

THELMA TOOD (1905 - 1935)
Muy popular en su época por sus interpretaciones en comedias de los hermanos Marx, Laurel y Hardy o Buster Keaton. Fue hallada muerta en su coche y se dictaminó suicidio accidental por inhalación de gases tóxicos. El auto estaba aparcado cerca de la cafetería de la que era propietaria. Había tenido altercados con ex esposos y relaciones poco claras con gángsters. Lucky Luciano entre ellos, para quien se había negado participar en orgías o introducir juego ilegal en su local. Tenía muchos amigos en Hollywood y la explicación de suicidio no pareció convencer a casi nadie. El hecho es que su local fue reconvertido después en un edificio para una productora (Paulist Productions), y varios empleados dieron fe de haberla visto bajando por las escaleras.

CLIFTON WEBB (1889 - 1966)
Recordado por su personaje de Mr. Belvedere en Niñera moderna (1948) o sobre todo por ser el villano de la inolvidable Laura (1944), era un actor y también cantante y bailarín de rostro ideal para encarnar tanto a malvados como a tipos de lo más estirados. Su psíquico personal y también de celebridades como Marilyn Monroe, Kenny Kingston, declaró que después de haber fallecido se le manifestó asegurando que no pensaba abandonar la casa donde había vivido. Y parece que así fue. Varios inquilinos pasaron por su antiguo hogar en Rexford Drive de Beverly Hills, pero ninguno aguantó demasiado tiempo: olor a tabaco, colillas tiradas, desapariciones de gatos (animalitos que Webb odiaba)...



JAYNE MANSFIELD (1933 - 1967)
Una de las sex symbols más explosivas y desinhibidas de los 50 y 60. Su muerte aconteció en un accidente de automóvil. En el coche viajaban además su abogado y nuevo amante, Sam Brody, los hijos de éste y el chófer. Sufrieron heridas leves, excepto ella y su amante, decapitados al salir disparados a través del parabrisas. La leyenda negra cuenta que fue la maldición que, llevado por los celos, le lanzó otro de sus amantes. Anton LaVey (que también estuvo colado por Marilyn), fundador y gurú de la extinta Iglesia de Satán. Desde entonces su biógrafa y médium, May Mann, asegura haber contactado con ella varias veces. También se la ha visto en su mansión pintada de color rosa descendiendo las escaleras con un vaporoso camisón a juego.

GEORGE REEVES (1914 - 1969)
George Reeves era un cachas que aspiraba a ser una gran estrella del cine, pero se quedó encasillado en televisión y el público sólo deseaba verlo como Supermán en la famosa teleserie de los 50. En cine sólo obtuvo papeles secundarios y en filmes de serie B. Ben Affleck realizó un estupendo retrato del actor en su interpretación en Hollywoodland. Su cadáver fue encontrado en la habitación de arriba de su casa de Benedict Canyon. Tenía un tiro en la cabeza y, aunque el informe policial resolvió que se había tratado de un suicidio, el hecho suscitó controversia especulando con la posibilidad de un asesinato. Su fantasmas, y ataviado con el traje del hombre de hierro, del que parece no se libró ni después de su muerte, se le apareció a una pareja en el mismo dormitorio. Además, las trágicas circunstancias de su muerte han contribuido a fomentar la denominada "maldición de Supermán), de la que Christopher Reeve (1952 - 2004) también habría sido víctima, quedando parapléjico a causa de una caída de caballo en 1995.

ACTORES Y ACTRICES QUE DICEN HABER VISTO FANTASMAS
Elke Sommer: Actriz de origen alemán y sex symbol de los sesenta aseguró que tanto ella como sus amigos habían visto el fantasma de un hombre de mediana edad en su casa al Norte de Beverly Hills. Posteriormente, la casa sería vendida 17 veces y la American Society for Psychical Research llegó a investigar y constatar que en ella sucedían fenómenos inexplicables.
Hugh Grant: Afirma haber escuchado, junto a otros amigos, quejidos y ruidos en su hogar de Los Ángeles. Según su versión, se correspondían con los de su anterior propietaria, Bette Davis.
Keanu Reeves: Era solo un niño, y entonces vivía en New Jersey, cuando vio entrar en su habitación un fantasma blanco en forma de dos bultos. Todo habría quedado en una pesadilla infantil si no fuera porque su niñera también confirmó haberlo visto.
Matthew McConaughey: Asegura que tiene el espectro de una anciana en su casa. Después del inevitable susto inicial, con el tiempo le puso nombre y todo, Madame Blue.
Nicolas Cage: Mientras estaba en la residencia de su tío Francis Ford Coppola aseguró ver uno en el atillo. Se negó a quedarse por más tiempo en la casa.
Tim Robbins: No llegó a ver ninguno. Pero reveló que cuando se mudó a un apartamento en 1984 sintió una fuerte y extraña presencia que le hizo mudarse rápidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario