lunes, 20 de octubre de 2014

La verdadera historia del Rey Arturo

¿Realidad o Leyenda?
Caballeros, damas, magos, encantos... ¿qué originó esta leyenda? ¿Es cierto que existió un Rey Arturo? A mi me ha llegado una historia que nos habla de una tabla redonda con doce caballeros, un relato que se ha proyectado en mil pantallas durante muchos años e interpretado en muchas obras de teatro desde su creación hace más de 500 años. esta historia, escrita por un clérigo galés llamado Godofredo de Montmuth, nos relata las idas y venidas de un rey inglés de la Edad Media, ¿pero realmente existió este rey que nos cuenta la leyenda?
Seguramente no, no hay testimonio de la existencia de ningún rey llamado Arturo Pendragón en la Edad Media. Posiblemente Godofredo se basó en las narraciones que hacían los trovadores por pueblos y ciudades de la zona para crear la historia. Si realmente Arturo existió posiblemente fuera en la Edad Oscura, periodo de la historia de Britania en que los romanos abandonan la isla y la dejan a merced de los sajones. Según esta teoría, Arturo no fue un rey inglés, si no un caudillo celta que llevó a cabo una de las resistencias más feroces en la historia de Britania contra los sajones, en vez de ser un rey rodeado de lujos y castillos de piedra, como nos relata Godofredo en su historia.

Excalibur
Otro punto a tratar sobre la veracidad de la leyenda de Arturo es la historia de Excalibur. Godofredo nos habla en sus relatos de esta espada que poseía Arturo y que él mismo sacó de una roca. Según la leyenda, aquel que lograse sacar la espada de la roca sería rey de los ingleses; pero... ¿es cierta la existencia de esta espada?
Realmente no se sabe si Excalibur existió, pero lo que si sabemos es que Arturo como caudillo celta tuvo que seguir una serie de tradiciones, entre las cuales encontramos ésta: Cuando la espada es forjada, el acero se vierte en un molde de roca que era calentado hasta llegar a la misma temperatura que iba a alcanzar el acero. Posteriormente, se dejaba secar y una vez la espada estaba lista el que la iba a poseer debía de sacarla de la roca sin ayuda de nadie. Posiblemente éste sea el origen del mito de la roca en la leyenda del Rey Arturo.

Camelot
No nos podemos olvidar de la mítica Camelot, muchos arqueólogos han buscado la ciudad en la que el Rey Arturo residió y gobernó las tierras de la vieja Britania, pero ninguno de ellos dio con el lugar donde estaba situada. Tras muchas investigaciones, un arqueólogo del Siglo XV descubrió en Cornwall la existencia de un río llamado Cam, en cuya zona estaban dos poblaciones llamadas de manera similar: Westcam y Nothcam. Posteriormente, también encontró una gran colina elevada perfecta para dominar todo el territorio y digna de un rey de aquella época; concluyendo que se trataba de Camelot. En los años 90 los arqueólogos comenzaron a excavar en aquella colina y descubrieron una gran puerta que seguramente datara de la Edad Oscura, y junto a ésta encontraron unos terraplenes que posiblemente formaran parte de una enorme empalizada de madera.Es muy posible que Godofredo se refiera a este enclave cuando hablaba de Camelot.

La muerte de Arturo
Según la historia de Godofredo, el Rey Arturo fue traicionado por uno de sus lugartenientes llamado Mordreth, que urdió un complot junto a otros caballeros. En el combate, Arturo asestó un golpe mortal en el estómago a Mordreth pero éste, a pesar de estar mal herido, logró descargar un golpe en la cabeza de Arturo. El Rey no logró sobrevivir, y tras su muerte fue llevado por tres mujeres a la mítica isla de Ábalon donde fue enterrado por los tres caballeros que habían sobrevivido.

Origen del nombre Arturo
No se sabe con certeza de donde surgió el nombre de este mítico personaje celta que luchó durante años contra los sajones y que finalmente murió traicionado por uno de sus caballeros de la mesa redonda. Su nombre es de origen gaélico y no romano como se pensaba anteriormente. Si analizamos el origen gaélico del nombre, podemos ver que Arturo está compuerto por la raíz Arth, que significa "oso"; y Ur, que significa "hombre". Es decir, el nombre de Arturo literalmente significa "hombre oso". Como es costumbre en la cultura celta, al igual que en otras muchas, existían los tótems, animales sagrados que representaban el alma de las personas y que debían de ser protegidos a toda costa. El animal totémico del Rey Arturo, sin duda, el oso, al cual debía siempre proteger.


No hay comentarios:

Publicar un comentario