jueves, 9 de mayo de 2013

La aterradora historia de Doris Bither

El 22 de Agosto de 1.974 en la ciudad de Culver City, California, unos investigadores, Kerry Gaynor y Barry Taff, estaban dando una conferencia en una librería local sobre la investigación paranormal. Se les acercó una mujer de unos 30 años de edad llamada Doris Bither, vivía en una pequeña casa con su hija de 6 años de edad, y sus hijos de 10, 13 y 16 años. Bither les solicitó a los investigadores que visitaran su casa, alegando que el lugar estaba embrujado. En una entrevista posterior con los investigadores, ella admitió que había espíritus en su casa, produciendo golpes en las paredes, voces extrañas incluso afirmó que había sido brutalmente golpeada y violada salvajemente por fuerzas invisibles extremadamente violentas.

Taff y Gaynor inicialmente no creyeron la versión de Doris, principalmente debido a que el contacto físico con los espíritus u otro tipo de entidades es algo inusual y con frecuencia es una sensación fugaz, además que una fuerza suficientemente potente para hacer lo que Doris explicó era algo inaudito, incluso en el mundo de la investigación paranormal. Sin embargo, Doris les dijo que los seres se le habían mostrado delante de otros testigos. Doris afirmó que había sido atacada en presencia de sus hijos, que incluso le dejaban moratones y marcas de mordidas en el cuello. Durante un ataque en particular, el hijo de Doris trató de intervenir cuando la oyó gritar, lanzándolo a través del cuarto, rompiéndose el brazo debido al ataque. Ésto último llamó la atención de los investigadores, llevando los equipos de fotografía a la casa de Doris.
Mientras Taff y Gaynor realizaban la primera visita a la casa, observaron que las luces de toda la casa parpadeaban, que según los investigadores eran los primeros fenómenos que observaban. Durante la primera entrevista al hijo adolescente de Doris en la cocina, los armarios se abrieron de golpe, ollas y sartenes se caían con violencia sin que nadie las tocara, además todos los presentes alertaron de algún tipo de presencia en el dormitorio. Las fotografías que fueron tomadas con una Polaroid no salían correctamente o simplemente salían blanquecinas. Sacaron inmediatamente a Doris de la casa para observar con asombro, que los fenómenos que estaban ocurriendo desaparecieron, las fotografías realizadas con la misma cámara y con el mismo cartucho de película funcionaba con normalidad.

La investigación duró diez semanas, Doris describió terribles encuentros con los seres, una especie de hombre enorme acompañado por dos seres más pequeños que la sujetaban. Taff y Gaynor afirmaron haber visto la forma de una persona a partir de unas extrañas luces. En el famoso informe, más de 30 investigadores y así como Doris, estaban en el dormitorio pequeño. Equipados con material de grabación, Doris empezó a gritar y maldecir a los espíritus. Para sorpresa de muchos, unas extrañas luces comenzaron a manifestarse por la habitación. Una niebla verdosa empezó a formarse en una esquina, girando y creciendo. En cuestión de segundos la forma del torso superior de un hombre comenzó a ser visible entre la niebla. Muchos testigos afirmaron que era una entidad masculina, muy grande y musculoso pero sin rostro. Un investigador se desmayó después de ver el increíble fenómeno.

Las cámaras de grabación fallaron y sólo pudieron capturar la imagen de lo que parece ser un arco de luz flotando en medio de la habitación, así como algunos orbes de luz. Muchos expertos han revisado las fotografías en las que se muestra a Doris sentada en una cama, rodeada de investigadores y el arco de luz en el centro de la imagen. Al tratarse de una habitación con esquinas, si alguien hubiese utilizado u proyector hubiesen habido dobleces en el arco. Al finalizar la investigación, recomendaron a Doris mudarse debido a la gravedad de la situación. La familia Bither se fue a vivir a San Bernardino, Texas, manteniendo el contacto con los investigadores. Lo que realmente no esperaban los investigadores era que los ataques no desaparecieron, Doris continuó brutalmente asaltada.

Según los investigadores presentes nunca se intentó capturar la entidad por sobre enfriamiento con helio líquido en un laboratorio controlado. Sin embargo, lo que observaron más de 50 testigos entre el 22 de Agosto y el 31 de Octubre de 1.974 fue mucho mas increíble y asombroso de lo que se mostraba en la gran pantalla. El guión original fue rescrito para convertirse en un mero espectáculo y ocultar la realidad de todo lo que ocurrió.
Como curiosidad, el hijo adolescente en la vida real de Doris Bither sufrió un ataque mientras trataba de proteger a su madre, pero fue golpeado rompiéndole el brazo. El actor David Labiosa, que representaba al hijo adolescente de Doris, durante el rodaje de la escena en la que la entidad le rompe el brazo, sufrió un extraño accidente rompiéndose el brazo y teniendo la misma lesión que el hijo de Doris.

Con el paso de los años Doris Bither, desapareció con su familia, pasó a la clandestinidad. En los últimos tiempos, algunos de los hijos han confirmado todo lo que ocurrió en la casa de Culver City. En un giro inesperado, mientras que vivían en San Bernardino, Doris sostuvo que se había quedado embarazada de la entidad. Sin embargo, los resultados médicos fueron mas sorprendentes aun, un embarazo sin embrión.

Al día de hoy la familia Bither siguen siendo atacados por aquel misterioso ente que los perseguirá allá donde quieran que vayan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario